La ITB se enfrenta a las turbulencias del turismo

Puestos de turismo español en la Feria Internacional de Turismo de Berlín. / EFE-FT

La ITB se enfrenta a las turbulencias del turismo

La mayor feria de turismo del mundo, en Berlín, destaca las acciones de gobiernos y operadores para enfrentar los problemas del sector

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

12/03/2017 - 20:18h

Aunque el mundo turístico esté en zona de turbulencias por el “brexit”, las leyes migratorias de Donald Trump y la amenaza del terrorismo en varios países, la mayor feria de turismo del mundo, la ITB de Berlín ha finalizado con saldo positivo.

En la última edición, la ITB acogió a unos 10.000 expositores de 180 países y territorios, atrajo a 109.000 visitantes especializados, una cifra algo menor que la del pasado año por la huelga en los aeropuertos de Berlín.

"Las personas no prescinden de viajar en estos tiempos inciertos", aseguró el consejero delegado de la organización ferial, Christian Göke, que apuntó que el factor seguridad gana relevancia en la programación de las vacaciones.

Pese a las buenas cifras del sector para este ejercicio, Göke advirtió de que "la xenofobia, el proteccionismo, el populismo y el levantamiento de muros entre países no son compatibles con una industria turística económicamente próspera".

En la delegación española, el ministro de Turismo Álvaro Nadal afirmó que el 2016 ha sido un año "excepcionalmente bueno" para el país y subrayó que el "brexit" no está teniendo un efecto de importancia sobre las reservas desde el Reino Unido, sobre todo en Cataluña, Baleares y Canarias.

Las propuestas se diversifican para minimizar los riesgos

Para reducir el aumento de los riesgos, según los expertos, lo conveniente es diversificar tanto en los mercados de origen del turismo como con el tipo de oferta, algo que se ha evidenciado en la mayoría de propuestas.

Por ejemplo, en esta edición varios destinos se han agrupado para proponer viajes multidestinos con una propuesta en común. Por ejemplo, Honduras y Guatemala lanzaron su oferta de “Caribe Maya”, mientras que Argentina y Paraguay presentaron un programa conjunto para descubrir las ruta jesuítica de estos países.

En el predio del congreso de ITB, que contó con 200 sesiones y unos 400 conferenciantes, se abordó desde las crisis políticas a las catástrofes naturales, la digitalización del sector y el aprovechamiento de la inteligencia artificial.