La artimaña laboral de Turismo de Cataluña

La artimaña laboral de Turismo de Cataluña

Los sindicatos denuncian un fraude de ley con la contratación de falsos autónomos mientras el organismo defiende que "no quiere fomentar la precariedad"

Carles Huguet

BARCELONA

03/02/2017 - 06:00h

El edificio que alberga las oficinas de Turismo de Cataluña.

Si no existen dudas de la obra de Marián Muro al frente de la Dirección General de Turismo de la Generalitat de Cataluña en el exterior, dentro del seno de la organización dejó un fuerte enfrentamiento con los sindicatos. Reguló un sector desconocido como el de las viviendas de uso turístico e implementó una tasa para los hoteleros “pero la precarización fue  la marca de su mandato”, denunciaban en Comisiones Obreras.

Hoy, su predecesor en el cargo, Octavi Bono, defiende la tarea de la actual directora para España del Grupo Juliá. “Jamás se ha querido precarizar la estructura del equipo, pero la administración tiene limitada por ley la contratación y en ciertas ocasiones se ha tenido que buscar soporte con contratos externos pero lícitos”, justifica.

Y es que los representantes de los trabajadores lamentan la existencia de un fraude de ley al agotar las fórmulas de contratación temporal de una persona. “Se invita al personal, joven, a hacerse autónomos y cada año se firma un acuerdo de arrendamiento de servicios”, critican. “Es una solución que se toma ante una necesidad puntual cuando no puedes utilizar recursos propios y que utilizan casi todas las instituciones”, contesta.

Además de los que trabajan en la sede del departament d’Empresa en el barcelonés Passeig de Gràcia, un ejemplo es el del director de la oficina de Moscú. “Tiene un contrato de arrendamiento de servicios porque la relación administrativa en Rusia es tan complicada que es la única forma de vincularnos”, explica el ejecutivo. 

“Tenemos un equipo joven, dinámico, muy trabajador, que a veces es cierto que soporta mucha carga”, define Bono. “Yo hago una lectura positiva de nuestra plantilla, que cuenta con un convenio colectivo diferenciado entre la Dirección General y la Agencia Catalana de Turismo”, añade. Y remata: “el que quiera hacer de esto una lectura convulsa está en las antípodas de la realidad”.

Ante tal situación, los delegados de Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) explicaron a Cerodosbé que no acudirían a la fiesta de despedida de Muro. "Salvo alguna excepción, prácticamente todo el equipo acudió a la celebración", explican un trabajador.