La batalla por el megacontrato del Imserso llega a su fin

La batalla por el megacontrato del Imserso llega a su fin

El dúo Iberia-Alsa, Globalia y Logitravel, en tensión por una adjudicación de 1.200 millones que se fallará en los próximos días

Redacción

Barcelona

27/05/2015 - 20:04h

La CNMC tiene en el punto de mira las adjudicaciones de los concursos del Imserso.

Guardar silencio y velar armas. Esta parece ser la consigna en los cuarteles generales de Iberia-Alsa, Globalia y Logitravel, los tres grupos que pugnan para adjudicarse el contrato de gestión del Programa de la Imserso para los ejercicios 2015-2017, valorado en 1.200 millones de euros y, que debería fallarse en los próximos días.

La adjudicación, dividida en tres lotes, acarrea un retraso considerable. Además, el concurso ha sido blanco de las críticas por parte de la patronal hotelera, y los propios aspirantes se han lanzado pullas. Abierto en febrero, el Ministerio de Sanidad rehúsa confirmar cuándo fallará la gestión, aunque voces cercanas hablan de los próximos días.

Tres aspirantes

Mientras, en las sedes de las empresas aspirantes se apela a la calma. Los grupos que quieren echar el lazo al macrocontrato son tres. Barceló (Viajes Barceló) y Halcón Viajes (Globalia) aspiran a revalidar una gestión que han ostentado durante 25 años bajo la fórmula de Mundosenior.

Ante ellos está Mundiplan, una UTE formada por Iberia, Alsa, Gowaii y IAG7 que busca arrebatar lo que considera un "monopolio". La unión temporal de empresas, que ve "competitiva" su oferta, tiene entre ceja y ceja un contrato para 300 hoteles de toda España, con un total de 938.000 plazas, un 4,5% más que el año anterior.

Codazos

El tercero en liza es Grupo Logitravel, que planea comercializar las plazas bajo su marca comercial Traveltool. No obstante, no ha sido la concurrencia de este agencia de viajes on line (OTA) lo que ha generado codazos entre las sociedades.

En abril, Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, acusó a la unión de Iberia y Alsa de "no tener licencia" para pujar por el contrato por no ser agencias de viajes. La aerolínea española de bandera contestó recordando que en Mundiplan hay dos intermediarias: Gowaii y IAG-7.

Hubo más. Hidalgo ha asegurado que la puja de Barceló y Halcón la avalan "cinco millones de turistas" transportados durante años, y ha señalado que la oferta de Iberia podría ser "temeraria".

Críticas

Además de la riña entre grupos turísticos, el concurso ha sido blanco de las críticas de la patronal hotelera Cehat. La asociación empresarial ha cargado contra el pliego de condiciones por primar a los hoteles de cuatro estrellas por sobre de los de tres. Según Juan Molas, su presidente, el programa fija "precios fuera de mercado, de 20 euros por noche".

Las consecuencias, según el hotelero, podría ser un encarecimiento de entre 7 y 14 euros por paquete. "Y hace inviable la actividad económica en las zonas turísticas", subrayó Molas en marzo, semanas antes del supuesto fin de un concurso que, al final, también se ha retrasado.