La bronca por los viajes del Imserso llega a la Audiencia Nacional

La bronca por los viajes del Imserso llega a la Audiencia Nacional

Barceló y Globalia presentan un recurso ante el tribunal por el "cambio de criterio" en la adjudicación del megacontrato

02B

Barcelona

26/10/2015 - 13:40h

Una pareja de viajeros del programa del Imserso

La bronca por gestionar el Imserso ha llegado a la Audiencia Nacional. El consorcio de Viajes Barceló y Halcón (Globalia) ha presentado un recurso ante el tribunal por el "cambio de criterios" en la adjudicación. La UTE, llamada Mundosenior, acude a la instancia jurídica tras perder el lote de Canarias y Baleares del concurso, el más valioso. 

El escrito ante la Audiencia Nacional llega en el último día hábil para recurrir la decisión del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que decidió trocear el contrato, valorado en 1.200 millones de euros. Mundosenior y Mundiplan (Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7) se lo repartieron.

De este modo, el consorcio de Globalia y Barceló ya ha presentado dos recursos: el convencional ante el Tribunal y el escrito ante la Audiencia. 

70% de los vuelos

En el centro del conflicto está la gestión de los viajes del Imserso para 2015-2017, valorada en 1.200 millones de euros. La última decisión del Tribunal otorga a Mundosenior la gestión de los viajes sociales a la costa peninsular (544.000 plazas y 335,4 millones de euros) y el turismo internacional y de intercambio (120.000 billetes y 86,5 millones de euros).  

No obstante, Mundiplan arrebató a Mundosenior la joya de la corona, los viajes a Canarias y Baleares, un paquete que concentra el 70% de los vuelos del programa. Su valor es de 240,1 millones de euros, y las plazas que saldrán al mercado son 274.000.

Despropósito 

El consorcio de Iberia y Alsa echó el lazo al disputado paquete tras recurrir una primera adjudicación –en la que se fue de vacío- por "irregularidades". Ahora, tras la nueva decisión de la mesa de contratación, es su rival quien busca retener el lote.

Pese al despropósito de la licitación, que ha retrasado la venta de billetes (tenía que haber empezado en septiembre) el Imserso sostiene que "los mayores viajarán" y que la decisión final "se tomará en noviembre".