La década perdida del turismo en Galicia

La década perdida del turismo en Galicia

El sector hotelero prácticamente calca el número de trabajadores y establecimientos del año 2004

Rubén Rodríguez

La Coruña

13/08/2014 - 20:36h

Hotel Meliá en A Coruña
El drama del paro --que pese a la mejoría sigue siendo un drama-- ha encontrado alivio con la llegada de 2014, encadenando seis meses de descensos consecutivos. El sector servicios lideró la buena racha, acaparando casi el 60% de la bajada en Galicia, con cerca de 40.798 profesionales que se apuntaron a la nómina a final de mes entre enero y junio. El buen dato es también un aviso de que probablemente el empleo generado tenga mucho de "precario" y de "temporal", como se encargaron de advertir los sindicatos en plena temporada turística.

Es difícil prever si hoteles y hostelería serán capaces de consolidar una parte del empleo generado, pero basta con echar un vistazo a los datos del INE para comprobar que la crisis económica provocó un retroceso de una década en su evolución. El subsector hotelero, incluyendo campings, turismo rural y apartamentos turísticos, mantiene un similar número de empleados y de establecimientos que en 2004. Ese año, había en Galicia 1.503 establecimientos que daban trabajo a 6.812 personas. El presente año arrancó con 1.520 hoteles, que empleaban a 6.869 personas. Prácticamente lo mismo.

Lógicamente, fueron los años de la crisis económica, ya desde sus inicios en 2007, los que cortaron la evolución del sector hotelero en todas sus variantes y con especial virulencia en el turismo rural, con la única excepción del Año Xacobeo 2010, que siempre es un ejercicio de bonanza para las actividades vinculadas al turismo.

El único dato positivo, echando la vista atrás una década, es el número de plazas habilitadas, que se elevaron en algo más de 5.000. Sin embargo, los niveles de ocupación son ahora muy inferiores. Desde 1999 hasta el 2011 se mantuvieron siempre por encima del 30%, con picos que alcanzaron el 36,5% en 2004 y el 35,4% en 2010, ambos Año Santo. Los últimos dos años no se superó el 30% y se perdieron 2.300 pernoctaciones en comparación con el comienzo de la crisis económica.

Parálisis en hostelería y agencias de viaje

Galicia, como la mayoría de comunidades españolas, vivió una expansión del sector servicios a medida que la confianza en el turismo como locomotora económica y la llegada de visitantes extranjeros incrementaba. En 2005, trabajaban en el tercer sector 666.700 personas, un 60,5% de los ocupados.

Casi una década después, la expansión continuó y los servicios ya absorben más del 70% del empleo. El problema es que el número de personas ocupadas es similar, 710.300 a cierre de 2013. La crisis destruyó 49.000 empleos, según el INE.

En cuanto a la hostelería y agencias de viaje, al comienzo de la crisis daban trabajo en Galicia a 66.427 personas, según los datos de afiliados a la Seguridad Social del Ministerio de Empleo. En diciembre de 2013 apenas se había mejorado, contando 66.641 afiliados. Cuando menos, en este subsector se siguió creciendo, aunque a un ritmo muy moderado.

Entonces, ¿por qué somos optimistas?

En primer lugar, porque la contracción del sector se detuvo en 2012, tocó fondo, y se detectó una leve recuperación tanto en pernoctaciones como en número de viajeros en hoteles, y en el empleo generado por el sector terciario y la hostelería.

Y más todavía porque el turismo, la temporada de verano, ha empujado para marcar los mejores datos de empleo desde 2011, año en el que Mariano Rajoy llegó a Moncloa. Queda por saber cuántos puestos de trabajo llegaron para quedarse y si para alcanzar los niveles pre-crisis será necesario esperar una década, bastante más de lo que tardó en destruirse el empleo ya generado.