La industria turística, en alerta por el coronavirus de Oriente Medio

La industria turística, en alerta por el coronavirus de Oriente Medio

La OMS asegura que la nueva cepa, que tiene un índice de mortalidad del 50%, aún no ha tenido consecuencias

David Placer

Madrid

17/11/2013 - 23:16h

Celebración del Ramadán.
La extensión de un nuevo coronavirus que alcanza índices de mortalidad del 50% ha vuelto a encender las alarmas en Oriente Medio. La semana pasada dos nuevos casos fueron detectados en Omán y Kuwait, lo que ha puesto a las autoridades sanitarias en alerta máxima.

A pesar de que la región no cuenta con una industria turística pujante, la preocupación en el sector comienza a aflorar. Los ministerios de turismo de los países del Golfo han desmentido que el nuevo virus, desconocido hasta hace pocos meses, haya afectado la afluencia de visitantes a la zona.

La web Tourist Killed (turistas muertos) realiza un despliegue para informar sobre los casos del coronavirus detectados en el mundo. La publicación informa sobre el crecimiento del virus y la dispersión que ha tenido durante las últimas semanas en los cinco continentes.

Las autoridades sanitarias aseguran que el virus no es peligroso para alguien con buenas condiciones de salud. Sin embargo, suele ser letal en mayores o pacientes con otras patologías, en especial con los que tienen defensas bajas.

Los primeros casos de este virus (similar al de la gripe A) fueron detectados durante el Ramadán de este año. Las autoridades sanitarias españolas recomendaron en julio máxima precaución a los turistas españoles que tenían previsto acudir a celebración religiosa.
 
 
España ha detectado el primer caso de una turista infectada que viajó a Arabia Saudí
 
El ministerio de Sanidad recomendó a los visitantes que estuvieron en Oriente Medio informar al sistema público de salud si presentaban síntomas de gripe después del viaje. Hasta ahora la Organización Mundial de la salud, OMS, no ha desaconsejado viajar a los países de la zona.

España ha detectado este mes el primer caso de coronavirus. Una mujer de 61 años, de origen marroquí y residente en Madrid, se contagió durante un viaje en octubre en Arabia Saudí, según explicó el ministerio. La afectada fue ingresada el 1 de noviembre en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) con un cuadro de neumonía y problemas respiratorios severos, aunque su vida no corre peligro.