La 'jet set' europea sustituye a la alta sociedad valenciana en el Gran Premio de hípica

La 'jet set' europea sustituye a la alta sociedad valenciana en el Gran Premio de hípica

Carlota Casiraghi será la gran ausente del certamen que se celebra este fin de semana en Oliva. La hija y el yerno de Amancio Ortega compartirán protagonismo con Athina Onassis

Estefanía Oliver

04/05/2012 - 21:31h

Carlota Casidaghi montando a caballo
Glamour, poder y dinero definen a los jinetes y amazonas que participarán en el Gran Premio de España de hípica celebrado este fin de semana en las inmediaciones del resort Oliva Nova Beach & Golf. Pero este año habrá una ausencia destacable: la hija de la princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiragui. “Esta edición no competirá como amazonas”, aseguran desde la empresa organizadora del evento, Oxer Sport.

Sin embargo, otras grandes fortunas del mundo sí estarán presentes en el certamen ecuestre. Entre los participantes, los flashes de las cámaras se concentrarán en la hija del fundador de Inditex, Marta Ortega, y su reciente marido, Sergio Álvarez Moya.

Ella, por ser la heredera de un imperio que ha ganado en el último año 1.932 millones de euros y él por convertirse a sus 27 años en parte de una de las familias más poderosas del mundo, además del negocio de máquinas tragaperras de su padre, Camporro, y algunos restaurantes que posee en Avilés. Tanto Marta como Sergio competirán en la categoría de cinco estrellas, dedicada a los profesionales de esta disciplina. El jinete asturiano es en la actualidad uno de los 30 mejores del mundo.

La 'jet set' de Grecia e Italia


Otra gran fortuna que montará a caballo en las instalaciones de Oliva es la de la nieta del multimillonario griego Aristóteles, Athina Onassis, que heredó del clan familiar un patrimonio valorado en cerca de 2.000 millones de euros. La joven amazonas competirá junto a su marido, el jinete brasileño Álvaro Alfonso de Miranda o Doda, como se le conoce en su círculo más cercano. La grandiosa herencia de Athina está repartida entre más de un centenar de empresas, acciones en varios bancos y diversas casas en Grecia, Francia y Suiza.

Tampoco hay que olvidar en esta lista a otros dos jinetes, los hermanos italianos, Guido y Eugenio Grimaldi. Ambos trabajan en el departamento comercial de uno de los grupos navieros más importantes a nivel internacional. El negocio de la familia Grimaldi tiene una flota de más de 100 barcos y una facturación cercana a los 2.500 millones de euros. Tanto Guido como Eugenio competirán en la categoría de dos estrellas, enfocada en los jinetes amateurs.

El mayor premio es de 285.000 euros

Estas relevantes personalidades de grandiosas riquezas se medirán con más de 60 deportistas en 15 pruebas distintas con premios que varían desde los 2.000 euros hasta los 285.000 euros del trofeo Banc Sabadell. En total, se otorgarán 450.000 euros en premios durante los tres días de competición. Una cantidad que dista, y mucho, de las fortunas millonarias que poseen algunos de los competidores.