La llegada masiva de turistas no corta la hemorragia de quiebras en el sector

La llegada masiva de turistas no corta la hemorragia de quiebras en el sector

Los concursos de acreedores en la hostelería suben el 13,4% en los tres primeros trimestres del año. Las agencias de viajes frenan su caída: el número de insolvencias se modera y se da por finalizado el ajuste del sector

Ismael García Villarejo

03/10/2011 - 20:06h

Las empresas españolas especializadas en turismo siguen sufriendo, particularmente en la hostelería y las dedicadas al transporte de personas. Otras, como las agencias de viaje empiezan a respirar. El récord de visitantes registrado por los principales polos del país sólo ha podido amortiguar el golpe, pero la situación sigue empeorando.

Las quiebras crecen y marcan una tendencia negativa que preocupa a los especialistas: en 2010 el número de concursos se mantuvo estable en todo el sector. Sin embargo, entre enero y agosto de este año, el número de empresas de la hostelería que han acabado con los libros en el juzgado ha crecido el 13,4%, según datos a los que ha tenido acceso 02B. Además la hostelería ha protagonizado el 11% del total de las suspensiones. En el mismo periodo se registraron 1.250 nuevos procesos en todo el tejido empresarial español.

Durante los tres primeros trimestres del año, como mínimo 135 compañías hoteleras han solicitado la mediación judicial para superar sus problemas económicos. En 2009 fueron 119. “Es necesario remarcar que todas son empresas grandes que se pueden pagar los trámites del concurso y que lo solicitan porque les ayuda a proteger su patrimonio”, remarca el portavoz de Crédito y Caución (la mayor aseguradora crediticia del país), Pavel Gómez.

En sus estadísticas, Crédito y Caución sólo contabiliza el número de quiebras que afectan a sus clientes. Por otro lado, “los pequeños hoteles, hostales y restaurantes sencillamente bajan la persiana”, apunta el morosólogo Pere Brachfield. Esta práctica impide obtener unos resultados consolidados del número real de empresarios hoteleros que ha tirado la toalla.

Las agencias respiran

Las noticias son más positivas para las agencias de viaje. En lo que llevamos de año sólo han solicitado concurso 13 empresas. Supone una reducción significativa respecto a 2010, cuando se produjeron sonoros casos como el cierre de Viajes Marsans. Los especialistas en insolvencias consideran que estos establecimientos sí han tocado fondo, aunque son escépticos ante una próxima recuperación.

Esta desertificación tiene dos culpables: la falta de crédito y la caída del consumo. Los visitantes procedentes de otros países no han podido compensar el poco gasto del turismo nacional. Según apuntan en Crédito y Caución, “probablemente muchas de las empresas que han ido al juzgado, en otra fase más favorable para acceder a la financiación habrían superado la situación por sí solas”, analiza Gómez.

Sigue la travesía

Las proyecciones no son halagüeñas. La situación macro-económica no variará substancialmente en el medio plazo según los morosólogos, por lo que se espera que la travesía del desierto siga como mínimo tres trimestres más. A pesar de esta mala época, el turismo sigue siendo uno de los sectores más dinámicos y su aportación al PIB rozará el 11% al término de 2011.