La maleta que sigue a su dueño

La maleta que sigue a su dueño

Un español ha diseñado un equipaje que capta la señal del teléfono móvil de su propietario

Redacción

27/10/2012 - 14:22h

La maleta inventada por un español
Ser emprendedor en España no es fácil, pero de vez en cuando salta la sorpresa. Es el caso de un español que ha diseñado una maleta que capta la señal del teléfono móvil de su dueño. El innovador equipaje permite seguirle donde vaya por lo que, en caso de pérdida o robo, el teléfono comenzará a vibrar alertando a su dueño de la pérdida de recepción de la señal y bloqueando la maleta.

El proyecto, denominado Hop!, ha sido presentado por Rodrigo García de la Universidad Politécnica de Madrid a la actual edición del James Dyson Award, un concurso que premia a los jóvenes estudiantes y licenciados en diseño e ingeniería y cuyo ganador se dará a conocer el próximo 8 de noviembre.

Maleta inteligente

El invento supone una nueva generación de maletas inteligentes que, mediante un micro-procesador, son capaces de captar las señales del teléfono móvil de su dueño y seguirle allá por donde vaya.

La maleta contiene tres receptores que son capaces de recibir, identificar y triangular las distintas señales que llegan desde el teléfono móvil del usuario. Un microcontrolador interpreta estas señales obteniendo la posición del teléfono respecto a la maleta. El mismo aparato dirige un sistema de oruga a base de aire comprimido, que sigue a una distancia constante al usuario.

Vibra medio aeropuerto


Si la señal se pierde, el teléfono móvil del usuario comienza a vibrar para alertar a su dueño de la pérdida de recepción de señal con su maleta y ésta se autobloquea. En los grandes aeropuertos españoles son corrientes las pérdidas de maletas. En alguna ocasión medio aeropuerto podría tener vibrando su smartphone. Una imagen que crearía más caos en Barajas o El Prat, por poner un ejemplo.

Además, existe la posibilidad de programar varias maletas para que formen una fila, algo muy útil para el personal de aeropuertos y estaciones de trenes. Asimismo el invento permitirá a las personas con alguna discapacidad como ancianos o minusválidos poder trasladarlas sin cargar ni arrastrar peso.La inspiración del invento son los botones, personas que se encargan de trasladar el equipaje desde el vehículo del cliente del hotel, hasta la habitación de éste y viceversa.

El concurso de diseño James Dyson es un premio internacional cuyo principal objetivo es alentar a los jóvenes diseñadores e ingenieros. En esta 7 edición, el ganador internacional se embolsará 20.000 libras (24.600 euros) que serán la mitad para el estudiante y la otra mitad para su universidad o escuela.