La mitad de las estaciones de España permanecen cerradas por falta de nieve

La mitad de las estaciones de España permanecen cerradas por falta de nieve

Las pistas de la<strong> </strong>Cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico y el Pirineo Navarro son las más afectadas por el tiempo casi primaveral

Redacción

Madrid

04/01/2016 - 22:48h

La estación de esquí de Cerler (Huesca).

La mitad de las pistas españolas permanecen cerradas a pocos días del fin de las vacaciones navideñas debido a la falta de nieve. Hasta ahora, las pistas catalanas de Lles (Lleida), Sant Joan de L'Erm (Lleida), Tuixent la Vansa (Lleida), Aransa en Lles de Cerdanya (Lleida) y Guils Fontanera (Girona) no han podido abrir por el clima cálido.

En el pirineo aragonés, las estaciones de Candanchú, Valdelinares, Lizara, La Pineta, Linza, Gabardito, Fanlo del Valle del Vío y Javalambre también permanecen cerradas, según ha informado la Asociación Turística de Estaciones de Montaña y Esquí Atudem, que representa a las pistas de esquí españolas.

En el Sistema Central solo permanece abierto Madrid Snowzone con un espesor de nieve en polvo de 30 centímetros, pero tampoco ha abierto al público la pista de Valdezcaray. La temporada de esquí suele comenzar, con suerte, durante el puente de la Constitución, que supone el pistoletazo de salida para la temporada alta en los principales centros españoles, pero este año, el panorama en la mayoría de pistas del país es la insuficiencia de nieve.

A medio gas

Las pistas temen un mal año, ya que, a falta de dos días para el fin de las vacaciones navideñas, dan por perdido el grueso de la temporada. Pese al tiempo cálido, que contrasta fuertemente con la situación del año pasado, algunas estaciones han podido abrir con un funcionamiento parcial.

La estación de Sierra Nevada (Granada) tiene operativos siete remontes de los 21 y tiene un máximo de 40 centímetros de nieve en polvo. El Sistema Penibético cuenta con once pistas y solo son esquiables 4,8 kilómetros. Por el contrario, la estación del Puerto de la Ragua (Granada) permanece cerrado.

Las más activas

Pero no todos los centros están afectados. Baqueira Beret (Lleida) y Formigal-Panticosa (Huesca) son las estaciones más afortunadas esta temporada de esquí con 33 y 20 remontes en funcionamiento.

En el Pirineo catalán, Baqueira tiene en funcionamiento 83 pistas y 129 kilómetros esquiables con un máximo de 60 centímetros de nieve en polvo dura. Por su parte, la estación con menos pistas abiertas es Masella (Girona) con 25 de las 65 pistas que ofrece.

En Aragón, Formigal-Panticosa tiene disponibles 37 pistas con 41 kilómetros esquiables y un espesor de nieve húmeda y en polvo de 45 centímentros. Por el contrario, la estación con un menor número pistas disponibles son las de Cerler (Huesca), con 18.

Y mientras las estaciones en España atraviesan una dura temporada, en Andorra, la operativa es de normalidad. Todas las estaciones del Pirineo andorrano permanecen abiertas, con Grandvalira a la cabeza con 88 pistas y un máximo de 50 centímetros de nieve.