La patronal hotelera balear ve insostenible el convenio que liga subida salarial a IPC

La patronal hotelera balear ve insostenible el convenio que liga subida salarial a IPC

UGT advierte que si no hay revalorización de salarios no habrá paz social en las islas. El 23 arranca la negociación colectiva que afecta a 100.000 trabajadores de hostelería

Catalina Mir

14/02/2012 - 18:47h

El próximo 23 de febrero se inicia el calendario de negociaciones para renovar el convenio de Hostelería de Baleares vigente desde 2008, y desde algunas patronales turísticas de las islas ya se han marcado las primeras líneas rojas: “los incrementos salariales del último convenio han pasado a la historia (IPC interanual más el 0,5 %) porque algunos empresarios han tenido realmente dificultades por el alto incremento del IPC de los últimos años”, han declarado a 02B fuentes de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca.

Se tiene que recordar que el acuerdo marco entre CEOE y sindicatos establece unos tipos máximos salariales que son del 0,5 % para 2012, 0,6 % para 2013 y entre el 0,6 % y el 1,5 % para 2014, con cláusulas de actualización para cada uno de los ejercicios.

Aún así, las organizaciones empresariales no quieren que “las negociaciones puedan alterar la próxima temporada turística” en este destino, y plantean que los trabajadores “sean conscientes de la situación actual”.  En este sentido, los últimos acuerdos de la reforma laboral marcarán la negociación. La Asociación de Restauración de Mallorca, la Federación de Empresas de Restauración de Pimem, la Asociación de Empresarios de Salas de Fiestas, Discotecas y Similares, y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca ya mantuvieron una reunión previa el 9 de este mes para abordar los planes de calidad para el sector, pero también para consensuar posturas de cara a las rondas de conversaciones.

Convenio de referencia

El convenio colectivo de los trabajadores de hostelería es el convenio de “referencia” por número de trabajadores y empresas afectadas en Baleares: más de 60.000 trabajadores de hostelería y cerca de 100.000, si se suman los sectores de restauración de PIMEM y CAEB y de la Asociación de Salas de Fiesta.

Los sindicatos UGT y CCOO plantearán una plataforma reivindicativa conjunta, que elaboran en estos momentos. La secretaria general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO en Baleares, Ángeles Sánchez, ha declarado a este medio que su intención en la próxima negociación es “no renunciar a los derechos consolidados y mantener el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Desde Comisiones Obreras se sustenta que “la última temporada turística fue muy positiva en pernoctaciones y beneficios empresariales, pero no hubo incremento de empleo. Se espera que la actual también sea positiva, por lo tanto en una coyuntura de dificultades para los trabajadores, “esperamos que el convenio regule aspectos que nos beneficien”.

Parte de la tarta

En este mismo sentido, se expresa el representante de la Federación de Hostelería de UGT, Antonio Copete, que advierte “si la temporada va a ser buena, gracias otra vez a la primavera árabe, queremos tener parte de la tarta y si no quieren subir salarios no habrá paz social por mucho tiempo”.

No obstante, desde CCOO piensan que “los trabajadores saben lo que se están jugando y no quieren conflictividad, ni huelgas” y son conscientes de que “sin turismo no hay trabajo y que por su parte no van a estropear la temporada”.

El responsable sindical de UGT espera que “los empresarios sean inteligentes y no echen por la borda el convenio, puesto que el turismo no es un sector en crisis” y, afirma por tanto, “no valen el porcentaje (0,5%) marcado para este año”. La temporada es larga y todos afirman que habrá tiempo para acercar posturas.

Cláusulas para restaurantes

La presidenta de la Asociación de Restauración de Mallorca, Pilar Carbonell, englobada en la Patronal CAEB, quiere que el convenio recoja aspectos más específicos del sector de la restauración, puesto que asegura que “nuestras empresas están abiertas doce meses al año y no somos tan estacionales como los hoteles” Además -añade- “estamos hablando de una mayoría de microempresas que tienen otras necesidades por su dimensión y su actividad”. Esta interlocutora recuerda que existen muy pocas comunidades que disponen de un convenio de restauración por  separado, como es el caso de Madrid.