La patronal propone quitar visados para impulsar el turismo

La patronal propone quitar visados para impulsar el turismo

Exceltur exige al gobierno que haga lobby en Bruselas para flexibilizar las entradas a España

Pasajeros en el aeropuerto de Barajas (Madrid).
¿Turismo o Inmigración? La patronal Exceltur ha pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores que haga lobby en Bruselas para flexibilizar los requisitos de entrada a la Unión Europea, en especial en los países del sur más dependientes del turismo: España, Italia y Grecia.

Los empresarios turísticos consideran que las trabas a los ciudadanos de países con alta afluencia de turismo a España como Rusia, los países del Golfo Pérsico y parte de Latinoamérica limitan el potencial de España y de otros países del sur de Europa altamente dependientes del turismo.

“Hemos pedido al ministerio que lleve la petición a Bruselas. No es un tema fácil porque requiere la aprobación de todos los países miembros, pero consideramos que la medida traería más beneficios que el riesgo que representa que algunos turistas se queden aquí”, explica el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

Los empresarios del sector son conscientes de que la propuesta debe superar muchos obstáculos para prosperar. Entre ellos, destaca el visto bueno de todos los países miembros.

La patronal está convencida de que el potencial turístico ruso está frenado por la falta de facilidades para un visado para entrar a España. “Hay países reticentes como Alemania, por razones históricas, pero debemos convencerlos de las oportunidades económicas que se abren con un mayor flujo turístico a Europa”, explica Zoreda.
 
 
El Gobierno refuerza los controles en contra de los empresarios
 
El crecimiento del poder adquisitivo en algunos países de América Latina también ha abierto el apetito de los empresarios por los turistas procedentes de esa región. Colombia y Ecuador son dos países con alto potencial de emisión de turistas hacia España aunque también cuentan con el hándicap de que son generadores de inmigrantes, algunos de ellos sin documentación.

Contrario a la petición de los empresarios turísticos, el gobierno ha reforzado los controles y las barreras de entrada para los turistas latinoamericanos con la intención de evitar la entrada de inmigrantes.

El Gobierno ha comenzado a pedir a los pasajeros procedentes de Venezuela una carta de invitación para entrar en España, lo que se traduce en un visado incubierto para un país que tradicionalmente no contaban con barreras de entrada en España. Los bolivianos, que tenían exención de visado, requieren desde 2007 de un permiso la el ingreso en España.