La solución para los hoteles en temporada baja: subastar habitaciones

La solución para los hoteles en temporada baja: subastar habitaciones

Bidaway ofrece un sistema para dar salida a la oferta de hoteles de lujo a precios competitivos

Gabriel Trindade

Barcelona

07/11/2014 - 20:28h

Luca Carlucci y Albert Valentí.
Los hoteleros españoles tiemblan de noviembre a marzo. La temporada baja es un auténtico dolor de cabeza para muchos establecimientos, sobre todo los que tienen una gran dependencia del cliente turístico. Una empresa española, Bid Away, ha ideado la solución para intentar paliar el declive de ventas: subastar habitaciones.

"La idea surgió en Barcelona cuando nosotros, tres estudiantes de MBA del IESE , nos dimos cuenta de que había muchas habitaciones en hoteles de lujo vacías y, a la vez, mucho interés por comprar hoteles y viajes de forma diferente y más competitiva", explica Luca Carlucci. Los emprendedores visualizaron un "marketplace" en el que los hoteles puedan rentabilizar este exceso de habitaciones y los clientes pudieran decidir el precio que estaban dispuestos a pagar por ellas.

La firma empezó a operar en 2012. Cuenta con una base de 2.500 hoteles que participan en las subastas. Además, ofrece la opción de vender habitaciones a precios competitivos de forma directa (la base de establecimientos se amplía a 150.000). La compañía también opera como agencia de viajes virtual y tiene en su oferta cruceros, paquetes vacacionales, etc.

El portal tiene actualmente hasta 150 operaciones al mismo tiempo. España es el principal mercado (supone el 95% de sus ingresos) aunque también están presentes en Estados Unidos e Italia "Nuestras aspiraciones han sido desde un principio muy internacionales y esto se ha traducido en una plataforma multi- idioma, multi- moneda y que puede gestionar producto y clientes de diferentes continentes", añade.

El desembarco en Estados Unidos fue una prioridad. "Es el país donde el mercado del turismo on line está más desarrollado en todos los niveles".

La start-up espera cerrar el año con una facturación de 200.000 euros. Los ingresos de la firma proceden de la comisión que aplican en las ventas. Se trata de una cantidad fija. Carlucci explica: "La propuesta puede asustar a los hoteleros, pero cuando se les explica y sobre todo cuando lo experimentan por sí mismos, se dan cuenta de que BidAway les ayuda a rentabilizar el exceso de capacidad sin desvirtuar la imagen de marca ni dañar la reputación del hotel, ya que no anunciamos descuentos".