La tasa turística se aplicará a partir de noviembre, con un tope máximo de 7 euros por estancia

La tasa turística se aplicará a partir de noviembre, con un tope máximo de 7 euros por estancia

CiU y el PP acuerdan reducir los importes del gravamen. El tributo en Barcelona capital será un poco más alto que en el resto del territorio

Joan Oliva

07/02/2012 - 18:19h

La tasa turística se aplazará hasta el primero de noviembre, se reducen los importes por pernoctación en función de categoría y tipo de alojamiento y, en consecuencia, las previsiones de recaudación inicial de unos 100 millones a cargo de este tributo. Además, habrá una diferencia entre la tasa aplicada en Barcelona ciudad y en el resto del territorio, que será menor. CIU y el Partido Popular se han puesto de acuerdo este martes en la reforma del gravamen, que entre otros pretende incluir un cómputo o techo máximo de 6 o 7 euros a pagar por estancia, según han avanzado a 02B fuentes de la negociación.

El Partido Popular ha hecho de la tasa turística uno de los caballos de batalla de su pacto con CIU para aprobar los presupuestos de este año. En sus enmiendas, el PP propone rebajar a 2,5 euros por persona la tasa por una noche de estancia en hoteles de cinco estrellas y en los cruceros, en lugar de los 3 iniciales; en los establecimientos de cuatro estrellas, el importe pasa de 2 euros a 1,25 en el caso de Barcelona capital y 1 en el resto de Cataluña. Finalmente, en el resto de establecimientos de 3, 2 y 1 estrella la tasa no sería de 1 euro sino de 0,75 en Barcelona y de 0,5 en el resto del territorio.

Los apartamentos, pendientes

Las enmiendas se incluirán en la Ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales de la Generalitat para 2012. Aunque todavía "hay flecos por cerrar", y sujetos del tributo como los apartamentos sobre los que todavía hay que decidir qué importe final se aplica, las mayores modificaciones de la tasa están consensuadas.

La aplicación de la tasa se aplaza hasta el fin de la temporada alta “para hacer le menor daño posible a los hoteles de costa”, ha afirmado el mismo interlocutor. En realidad, en las negociaciones se ha pretendido que la medida tributaria afectase en lo menos posible a los establecimientos que ya tuviesen un precio cerrado con los touroperadores valedero para la temporada de verano.

En el caso de los cámpings, se intentará “que estén exentos lo máximo posible”, aunque ello no equivale a una supresión del importe. Se piensa como en los otros casos en una reducción de la tasa aplicable. En Francia, sin ir más lejos, los cámpings pagan una 'taxe de séjour' de 0,5 euros, y las asociaciones empresariales catalanas han presionado a la administración para que redujese el importe de un euro planteado inicialmente para este segmento alojativo.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, ha recalcado que en cualquier caso se va a "cuadrar el presupuesto" y que esta decisión no va a implicar en ningún caso un incremento del déficit.