La web para compartir tu casa te pondrá un cubierto en el comedor de un vecino

La web para compartir tu casa te pondrá un cubierto en el comedor de un vecino

InterCambioCasas ofrecerá a los viajeros comer con locales o hacer un tour con ellos por la ciudad

Ignasi Jorro

Barcelona

21/11/2015 - 13:52h

IntercambioCasas competirá con los rivales con más servicios

La web pionera para pernoctar en casa de un extraño se convertirá en 'buscador total'.InterCambioCasas.com permitirá al viajero "comer en casa de un vecino" o "hacer un tour con él" por el destino. La oferta se suma al servicio de permuta temporal de domicilios, que el portal lleva nueve años ofreciendo en España.

"La plataforma ya ofrece el acceso a una vivienda gratis en intercambio y también transporte. En el futuro, se irán ampliando servicios", explica Violeta Díaz, directora de la operadora en España.

La oferta no es menor. IntercambioCasas asegura "abaratar el viaje en un 50%", ya que elimina el coste de alojamiento y la mayoría de comidas en destino. Los servicios colaborativos adicionales podrían recortar ese presupuesto aún más.

Decana

El portal matriz HomeExchange.com nació en EE.UU en 1992, y llegó a España cuatro años después. Presenta un portafolio de 65.000 viviendas en todo el mundo, 4.000 de ellas en la Península. "Por una tarifa plana de 130 euros al año, se pueden hacer tantos intercambios como se deseen en los 150 países en los que estamos", abunda Díaz.

Para el viajero, ¿es intercambiar tu casa seguro? "Sí. Ofrecemos un contrato de confianza entre viajeros, que tienen perfiles. Hay muy pocas incidencias. Si las hay, intercedemos y buscamos una solución". ¿Y si no se tiene una casa? "No es un problema. Si se está de alquiler, se puede intercambiar igualmente, ya que no hay lucro económico. No vulnera la Ley de Arrendamientos Urbanos", añade la profesional.

Nuevos empleos

Con esta propuesta de negocio, ¿hace IntercambioCasas competencia desleal a hoteles y apartamentos? "Es una oferta complementaria. Es una pequeña parte de la economía turística. No le quitará el espacio al hotel, que retendrá otros segmentos: viajero tradicional, gente que viaja por negocios", etc.

El impacto sobre el empleo no asusta a esta empresa disruptiva. "Si desaparecen puestos de trabajo en el turismo convencional, se crearán nuevas plazas en la nueva economía. Es una revolución como la industrial", concluye Díaz.