La Xunta compra un castillo en la ruta Xacobea

La Xunta compra un castillo en la ruta Xacobea

Pagará 3,1 millones de euros por la fortaleza de Pambre, propiedad de una orden religiosa

Redacción

30/12/2012 - 19:37h

Castillo de Pambre en Palas de Rei (Lugo)
El castillo de Pambre, en el municipio de Palas de Rei (Lugo), es una fortaleza medieval erigida por Gonzalo Ozores de Ulloa en el año 1375. La Xunta de Galicia, después de varios años de tira y afloja con los propietarios actuales, los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres, ha formalizado un acuerdo para su adquisición.

Pagará 3,1 millones, que deberá abonar en anualidades de 208.937 euros hasta 2026, para hacerse con el castillo. Subscribirá un convenio con los dueños en el que enstarán las consellerías de Cultura, Traballo y Facenda. En el texto, según informó el Gobierno gallego, se establecerá un primera fase en el pago hasta el año 2016. En ese momento, la Xunta deberá decidir si sigue ingresando a la orden religiosa los 209.000 euros anuales durante diez años más para convertirse en propietaria del “mejor ejemplo de arquitectura medieval militar de Galicia”, según destacan en el Ayuntamiento de Palas de Rei.

Camino de Santiago

De realizarse el pago completo, el Gobierno gallego adquiriría la fortaleza y las fincas colindantes. El objetivo es rehabilitar el edificio y “dinamizar turísticamente el municipio” y la Ruta Xacobea, pues el castillo se sitúa en el camino francés.

La Xunta compatibilizará esta tarea con la labor social. Destinará 2 millones de euros más a los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres para que "continúen desarrollando su actividad de atención social" tanto en la comarca de Palas de Rei como en el área de Vigo.

El castillo

El Castillo de Pambre fue un mito durante en la 'Gran Revolta Irmandiña' contra los abusos de la alta nobleza (1466-1469), siendo la única fortaleza capaz de resistir, lo que la convirtió en uno de los escasos ejemplos de arquitectura medieval militar en Galicia, según informa el consistorio de Palas de Rei.

Una de las grandes ventajas es su emplazamiento. Al encontrarse en el paso del Camino de Santiago, la Xunta considera que puede atraer a un gran número de visitantes, consiguiendo un notable empuje para la economía de la zona y un paso adelante en el reequilibrio territorial. El alcalde del municipio, Pablo Taboada, ha ido un paso más lejos. “Va a ser lo que marque la dinamización turística de toda la zona", aseguró.

El regidor destacó que a lo largo 2012 el castillo recibió más de 14.000 visitantes.