Las agencias de viaje se encogen para sobrevivir

Las agencias de viaje se encogen para sobrevivir

ACAVe señala la próxima tendencia: un auge de los autónomos con cartera de clientes

I.J.

Barcelona

18/01/2015 - 10:16h

Las agencias deben diferenciarse para sobrevivir, prescribe ACAVe.
Las agencias de viajes se han encogido para salir de la crisis. El 40% de los intermediarios en España ya sólo tiene de uno a cinco trabajadores. Según datos de la patronal ACAVE, hay un auge de los autónomos con cartera de clientes propia.

"El reajuste ha sido muy duro. Han desaparecido 5.000 establecimientos durante la crisis. Sin embargo, ahora somos positivos y esperamos que 2015 sea el año que consolide la recuperación", señala Martí Sarrate, presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje.

En este sentido, Sarrate revela que las ventas han aumentado en 2014 un 7%. ¿Fin de la crisis? "Somos optimistas. La bajada del precio del crudo y la recuperación del poder adquisitivo de las familias son buenos síntomas", constata el presidente.

Aún así, la tirania de las agencias de viajes on line (OTA) es un desafío inevitable. "Con los avances tecnológicos de primer nivel es imposible competir. Si las agencias quieren hacer frente a las OTA, deben ofrecer servicios diferenciados. Seguimiento al cliente, asesoramiento", prescibe Sarrate.

Cliente menguante

A pie de calle, la competencia feroz por el pastel de los viajes se cobra víctimas. "Es muy complicado, porque el cliente joven acude a los portales on line. Es gente con poco poder adquisitivo, y la lucha por el margen es feroz", admite Elena Martín, de la madrileña Viajes Acércate.

La empresaria, con 30 años de experiencia a sus espaldas, indica que la base se reduce. "Nos quedamos con los viajes organizados y un cliente envejecido. Y éso que reservar por internet puede acabar saliendo caro: en destino te acabas dejando más", alerta la gerente de Acércate.

La lucha entre agencias tradicionales y OTA también genera monstruos. "El uso de internet por parte de todos es positivo. Pero ojo, porque salen muchas agencias 'pirata' que venden viajes y, después, cierran. En el sector de las agencias on line no hay control. Y debería haberlo", concluye Martín.