Las agencias de viajes imponen su sistema de cobro a las aerolíneas internacionales

Las agencias de viajes imponen su sistema de cobro a las aerolíneas internacionales

La IATA exigía más garantías por la quiebra de Orizonia, pero las pequeñas empresas pagarán con un mes de carencia

Gabriel Trindade

23/07/2013 - 18:06h

Las agencias de viajes respiran aliviadas. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés) hará más restrictivos los cobros de los billetes. No obstante, lo ha hecho con unos condicionantes que dan oxígeno a las vendedores.

La IATA tomó la decisión de endurecer el sistema después del colapso del grupo Orizonia. A mediados de febrero, el gigante turístico pidió el concurso de acreedores al no poder pagar el BSP –el montante de la venta de billete del último mes-- a la IATA. Según informa la Confederación Española de Agencias de Viaje, la cantidad era de 16 millones de euros.

Cambios

Ahora, la IATA ha logrado que los cobros se produzcan semana a semana. No obstante, el organismo, que llegó a amenazar de imponer su voluntad unilateralmente, ha aceptado algunas medidas que favorecen a las agencias de viajes.

El acuerdo implica que a partir del 1 de mayo de 2014, la frecuencia será quincenal, manteniéndose los diez días adicionales para proceder a la entrega de los fondos. Posteriormente, el 1 de mayo de 2015, la frecuencia será cada diez días, con otros diez adicionales para proceder a la entrega de los fondos.

Pago mensual

Pero la gran victoria para las agencias de viaje es que desde 2014 aquellos negocios que cumplan los criterios financieros locales, podrán seguir en pago mensual voluntario. A cambio deberán aportar el aval correspondiente al diferencial de riesgo, de 15 días en pago quincenal y de 20 en pago decenal.

Los criterios son bastante amplios. En este grupo entran las agencias no sujetas a calificación que durante un máximo de dos años consecutivos reporten pérdidas con un límite máximo anual de 15.000 euros o del 20% de sus fondos propios.

Actualmente, no se permite ni un euro para acogerse a este mecanismo de pago. Para las que sí están sujetas, se ha adaptado unos umbrales de corte de la frecuencia de pago bastante moderados.