Las cuentas de Díaz Ferrán en Hong Kong, bajo la lupa de la Audiencia

Las cuentas de Díaz Ferrán en Hong Kong, bajo la lupa de la Audiencia

Las acusaciones de su excolaborador Ángel de Cabo delatan el desvío de fondos hacia Asia

Redacción

Madrid

16/02/2014 - 20:42h

El ex propietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán.
Nuevo vuelco en el entramado de Díaz Ferrán. La pista sobre el levantamiento de bienes, un delito por el que ha sido arrestado, ha llevado a los investigadores hasta sus cuentas de Hong Kong. La Audiencia Nacional ha comenzado a analizar los movimientos de cuentas en ese país después de que su excolaborador Ángel de Cabo asegurara que Díaz Ferrán desvió fondos a ese país.

De Cabo ha aportado los datos en una declaración voluntaria prestada ante un agente de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) desde el centro penitenciario de Picassent (Valencia), donde está internado por el mismo caso.

De Cabo también ha declarado que Díaz Ferrán mantiene propiedades en Argentina a nombre de empresas de su grupo. Durante el interrogatorio el empresario explicó, además, que el conglomerado empresarial vendió por 12 millones de euros el derecho a la indemnización del que disfrutaban por la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

El juez Eloy Velasco sospecha que Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual, ya fallecido, diseñaron en colaboración con De Cabo "una estrategia para alzarse con sus bienes aparentando su insolvencia patrimonial".
 
 
Díaz Ferrán está acusado de crear una aparente insolvencia para no pagar a sus acreedores
 
Esta estrategia habría consistido en el traspaso del Grupo Marsans, propiedad de Díaz Ferrán, y de su patrimonio personal a las sociedades de De Cabo para crear, de esta forma, "una aparente insolvencia evitando así que sus acreedores, no sólo empresas, sino trabajadores, pudieran satisfacer sus créditos".

A cambio, el liquidador se comprometió a entregar 100.000 euros mensuales a los empresarios hasta que ambos recibieran una suma de 8 millones de euros. Según los autos del juez Velasco, Díaz Ferrán se habría valido de "testaferros y complejas estructuras societarias creadas por Ángel de Cabo, algunas de ellas asentadas en paraísos fiscales extranjeros" tras ser asesorado por "personas de su confianza".