Las empresas turísticas ven desplomarse su rentabilidad pese al buen comportamiento del turismo sobre la economía

Las empresas turísticas ven desplomarse su rentabilidad pese al buen comportamiento del turismo sobre la economía

Exceltur exige al nuevo Gobierno transformar Turespaña y el Instituto de Estudios Turísticos integrando al sector privado

Cristina Naveda

13/10/2011 - 17:48h

José Luis Zoreda (izq) y el director de estudios de Exceltur, Óscar Perelli
La tasa de crecimiento del PIB turístico en España se ha intensificado hasta el 3,1% durante los meses centrales del verano, al continuar y acentuarse el fuerte tirón de la demanda extranjera “prestada” de países árabes, lo que significa que el sector turístico crece más de 4 veces que la economía española (0,7%). Sin embargo, aunque las ventas de las empresas turísticas españolas se han elevado durante el tercer trimestre del año, esto no se ha traducido con la misma intensidad en los resultados, donde la rentabilidad ha caído en algunos casos en un 39%, según ha adelantado la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

En definitiva, llegan más turistas a España pero el sector está estancado y la demanda turística interna, que se mantiene muy débil, sigue sin levantar cabeza. No se espera que la demanda española aporte este año al crecimiento de la actividad del sector. Tampoco ayuda la privatización de aeropuertos como Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat que pueden suponer una subida de tarifas.

Con estos datos, el ‘lobby’ ha revisado al alza sus previsiones para el conjunto de 2011 -el pasado mes de julio cifró en el 2,2% este aumento- y ha estimado que la actividad turística cerrará el año con un crecimiento del 2,6%, mientras que la tasa de crecimiento española lo hará en un 0,7% o 0,8%.

Estos resultados, que suponen una “bocanada de aire fresco”, se deben sobre todo al buen comportamiento de la llegada de turistas extranjeros. De esta manera, se han creado 36.463 nuevos empleos en ramas turísticas hasta agosto, un 1,8% más que el existente en el sector en el mismo mes del pasado año.

En consecuencia, el turismo se consolida como el sector con mayor capacidad de empleo en España, mientras que en el resto de la economía se siguen destruyendo puestos de trabajo a ritmos del -1,3%.

“Flujos prestados”

A pesar de estas cifras, no se puede hablar de tendencia de mejora competitiva en turismo porque son “flujos prestados”. Estos se basan en la demanda de turistas extranjeros venidos de destinos competidores del mediterráneo afectados por la inestabilidad geopolítica. Para el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, estos datos “no muestran una senda de recuperación sostenible”.

Por lo tanto, el sector turístico español ha crecido en 2011 por la demanda extranjera pero no es un escenario llevadero en el tiempo. De hecho, sin esos imprevistos ajenos del mundo árabe, el turismo hubiera crecido en España apenas un 0,9%, según los datos aportados por la alianza turística.

Sorpresa positiva con los rusos

Los turistas rusos le han dado una alegría inesperada al sector turístico este verano. El gasto medio diario se ha incrementado en España gracias a la llegada masiva de estos viajeros al agilizarse la concesión de visados de origen.

Los rusos, con un aumento del 61% en pernoctaciones hoteleras en el acumulado de junio a agosto de 2011 respecto al pasado año, son los turistas que más gastan, pero también los que más exigen. Sin contar el transporte, su gasto promedio son 93,5 euros frente a los 77,6 euros de la media habitual.

Unir al sector privado


Las cifras de crecimiento del verano demuestran que el turismo es un sector que puede recuperar la economía española y el empleo. Por ello, de cara a la próxima legislatura, Exceltur reclama que el sector turístico sea convertido en una prioridad del Gobierno, sin apostar por infortunios ajenos como el ocurrido en el norte de África.

Según las estimaciones de la alianza, la puesta en marcha de una política de Estado en favor del turismo podría suponer para la economía española una aportación media de 2.939 millones de euros más anualmente, creando 35.000 nuevos empleos cada año hasta 2015.

Exceltur propone, como mínimo, situar al sector bajo el paraguas de una secretaria de Estado exclusiva, de no poder ser un Ministerio. Además, el ‘lobby’ apuesta por transformar Turespaña y el Instituto de Estudios Turísticos (IET) en organismos mixtos para facilitar la mayor implicación, cooperación y recursos adicionales, al integrar en sus órganos decisorios a las 17 comunidades autónomas y el sector privado.

En definitiva, la Alianza para la Excelencia Turística plantea a la nueva legislatura 2011-2015 unir al sector privado para sumar compromisos y voluntades como sucede en otros países.