Las fechorías de Díaz Ferrán en Marsans, de nuevo ante la justicia

Las fechorías de Díaz Ferrán en Marsans, de nuevo ante la justicia

El empresario madrileño, ya condenado por varios delitos, se enfrenta a un nuevo juicio por haberse apropiado supuestamente de 4,4 millones procedentes de las reservas de sus antiguos clientes

02B

en Barcelona

06/01/2016 - 22:34h

Gerardo Díaz Ferrán, durante el juicio por el vaciamiento de Marsans, en la Audiencia Nacional / EFE

Gerardo Díaz Ferrán tendrá que vérselas de nuevo con un magistrado de la Audiencia Nacional. El expresidente y fundador de Viajes Marsans será juzgado desde este jueves por haberse apropiado supuestamente de 4,4 millones de euros que no eran suyos. Este dinero provenía de las reservas que miles de clientes hicieron al grupo turístico entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, en las semanas previas a la entrada en concurso de acreedores de la compañía.

En total, el fiscal cuantifica en 4.706 los depósitos que Díaz Ferrán e Iván Losada, entonces director general de la compañía, destinaron a "fines ajenos a la actividad del grupo". Un dinero que los clientes de Marsans y sus filiales (Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol) no volverían a ver, a pesar de que ninguno de los viajes fue finalmente realizado.

La Fiscalía, que les acusa de un delito continuado de apropiación indebida, pide para ellos cuatro años de prisión.

Retirada del dinero de las reservas

El 20 de abril de 2010, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) retiró la licencia a Viajes Marsans para vender billetes de avión por impagos reiterados. Según la acusación del fiscal, justo un día antes, el 19 de abril, los directivos solicitaron por correo electrónico a las oficinas de la empresa que el dinero de las reservas fuese transferido a una cuenta de la sociedad Marsans Shopping.

En total, dicha cuenta acumuló 2,46 millones, de los que 1,07 se traspasaron a otras sociedades y 1,14 se retiraron a través de 13 cheques al portador. Parte de ese dinero se habría destinado a pagar las deudas de una empresa que ya enfilaba la quiebra. 

Deudas millonarias

El 25 de junio de ese mismo año un juzgado de Madrid decretó el concurso de acreedores del Grupo Marsans, dejando un déficit patrimonial de 373 millones, si se contabiliza el pasivo de sus filiales. A la deuda con sus acreedores hay que sumar el dinero que la compañía quebrada dejó de pagar a la Hacienda española, más de 23 millones de euros, tal y como reveló la lista de morosos hecha pública este mes de diciembre por el ministerio.

Varias condenas

En prisión provisional desde 2012, Díaz Ferrán fue condenado en diciembre de 2013 a dos años de cárcel por fraude a las arcas públicas en la compra de Aerolíneas Argentinas por parte de Air Comet, la aerolínea del grupo. 

La segunda condena firme llegó en septiembre del pasado año, después de reconocer públicamente su responsabilidad en el vaciamiento patrimonial de Viajes Marsans para así no pagar a sus acreedores, lo que le supuso una condena de cinco años y medio de cárcel y una multa de 1,2 millones de euros. 

El juicio que empieza este jueves supone, por tanto, la tercera causa abierta en la Audiencia Nacional contra el antiguo máximo representante de los empresarios españoles.