Los brotes verdes tenían que llegar al turismo. Y llegaron

Los brotes verdes tenían que llegar al turismo. Y llegaron

Exceltur calcula para este año un crecimiento del 1,8%, el triple que en 2013

David Placer

Madrid

15/01/2014 - 14:07h

Playa del Postiguet, en Alicante.
El sector turístico ya ve brotes verdes. No han crecido por la vía del turismo interior, sino de los visitantes extranjeros. La patronal Exceltur ha valorado este miércoles la marcha de la industria durante 2013, que cerró con un crecimiento del 0,6%, gracias al aumento de la demanda internacional, en especial de quienes habían planificado vacaciones en Egipto y finalmente han optado por Canarias o Baleares.

El año pasado visitaron España 60,4 millones de turistas extranjeros, lo que supone una cifra récord en el sector. Y este año los empresarios perciben un panorama mucho más positivo. Los brotes verdes están a la vista de casi todos. El 79% de los empresarios españoles están convencidos de que este año aumentarán la facturación lograda el año pasado. El 74,6%, también espera aumentar los beneficios, la gran tarea pendiente del sector.

Los destinos de sol y playa han vuelto a ser los grandes triunfadores con Canarias y Baleares a la cabeza. Las ofertas de precios bajos, que intentaron captar los turistas desviados por los conflictos en Egipto lograron buenos resultados. El 86% de los empresarios de Baleares y el 76% de los de Canarias mejoraron sus ventas en comparación con el año anterior, según el informe presentado por Exceltur. También mejoraron la facturación en Andalucía (65%) y en Valencia (63%).
 
 
La apuesta por el enoturismo salva a La Rioja de la bajada que sufren todos los destinos de interior
 
En la cola, País Vasco y Madrid son las comunidades donde el sector turístico tuvo un comportamiento peor al del año anterior. Sólo el 11% de los empresarios del País Vasco y el 15% de los de Madrid aseguran haber aumentado su facturación.

Todas las grandes ciudades de España, a excepción de Barcelona, obtuvieron un mal resultado este año. Los destinos interiores, que dependen en buena medida de los visitantes españoles, siguen viendo un terreno árido.

Sólo el caso de La Rioja destaca por su aumento del negocio. El 65% de los empresarios mejoraron la facturación. “La apuesta por el enoturismo y por una oferta diferenciada han hecho que La Rioja coseche buenos resultados. Es el único destino interior que crece”, explicó José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.