Los casinos de Comar en España se desinflan

Los casinos de Comar en España se desinflan

En un año, el grupo de Collazo Mato aplicó dos ERE temporales, cerró un salón de juegos y tuvo denuncias de impago en otro

Imagen de un salón del casino de Aranjuez
La crisis económica ha afectado a casi todas las grandes empresas. Comar no iba a ser una excepción. El grupo que preside el empresario gallego del juego, José Collazo Mato, ve como sus casinos ubicados en España no atraviesan por su mejor momento. En un año, Comar ha aplicado EREs temporales en dos salas de juego, ha cerrado una --que indican volverá a ser reabierta-- y ha sido acusado de impago por los trabajadores de otro.

Justamente, el agosto pasado comenzó a aplicarse un Erte (un expediente de regulación temporal de empleo) en el Gran Casino de Aranjuez, que afecta a 190 trabajadores. Según indicaron desde el comité de empresa, durante las negociaciones, el grupo gallego les indicó que el objetivo era reducir sus gastos en dos millones de euros como consecuencia de las pérdidas económicas.

¿Nuevo proyecto?

Este Erte tenía la siguiente aplicación: la mitad de la plantilla sería despedida durante seis meses, hasta el 1 de febrero de 2013, momento en el que será la otra mitad la que quede desempleada.

“Este Erte se anunció justo cuando conocimos la intención de Comar de abrir otro casino en Madrid centro, algo que no era posible hasta este año, cuando se modificó la ley de medidas fiscales y administrativas de la comunidad de Madrid”, indican trabajadores del casino. “El sector del juego se ha visto muy tocado por la crisis. La gente que antes venía todos los días ya no lo hace, y se gastan la mitad”, explican.

Proyecto con Jove

El casino de Aranjuez tiene cierta historia. Cuando se puso en marcha, Manuel Jove, el por aquel entonces presidente de Fadesa, participó en el proyecto como accionista con el 50% de la sociedad concesionaria, ya que los requisitos del pliego de condiciones para instalar la sala de juego exigían levantar todo un complejo que incluía viviendas, hotel y campo de golf. Fadesa abandonó la concesaria del casino de Aranjuez en 2006, cuando las viviendas ya estaban vendidas.

Pero este no fue el único casino del grupo de Collazo Mato que ha tenido problemas en el último año y medio. Este mismo julio, los trabajadores del casino Conde Luna, de León, denunciaban que Comar llevaba atrasándose en los pagos desde el 2011, y que lo había vuelto a hacer con el salario y la paga extra de ese mes.

León, Cádiz y Menorca

También en 2011, el casino Bahía de Cádiz anunció otro expediente de regulación temporal de empleo, que afectó a unos 30 trabajadores, la mitad de la plantilla. Diez años antes, Comar había cruzado la península para hacerse con esta sala de juegos que amenazaba con un cierre inminente por su penosa situación económica.

Además de estos tres casinos, Comar cuenta con cinco más en toda España, entre ellos uno en A Coruña. Sin embargo, en septiembre de 2011, el grupo gallego se vio obligado a cesar las actividades en el Maritim de Menorca, que estaba situado en el Club Marítimo Mallorquín de Mahón. Tras diversas reuniones y amenazas de demanda, según los medios locales, se espera que el complejo de juego se reabra en breve.