Los destinos de media distancia blindarán a las agencias de viajes en 2015

Los destinos de media distancia blindarán a las agencias de viajes en 2015

Los paquetes a Escandinavia o los Balcanes apuntalarán a un sector que crecerá un 7%

Ignasi Jorro

Barcelona

05/03/2015 - 21:52h

En los Balcanes, Dubrovnik (Croacia) se beneficiará del 'efecto Juego de Tronos'

Los viajeros españoles redescubrirán los destinos de media distancia el próximo verano, apuntalando el crecimiento de las agencias de viajes hasta el 7%. Acave, patronal del sector, señala que las perspectivas para la campaña estival de 2015 "siguen la perspectiva ascendente de 2014, cuando se rompió con cuatro años de tendencia a la baja".

La prognosis de Acave la comparten los mayoristas. "Dos segmentos en los que nosotros trabajamos, el lujo y el turismo familiar, se encontrarán en los destinos a pocas horas de vuelo, como los Balcanes", admite Oriol Balmaña, jefe de ventas de Tandem Tours.

Por su parte, los mayoristas también trabajan con esta distancia. "Son puntos conocidos, como Escandinavia, apetecibles para los españoles. Con ello esperamos crecer a doble dígito este ejercicio", asegura José Luis Caro, delegado para Cataluña, Aragón y Baleares de Mapa Tours.

A medida

Las perspectivas positivas del sector las fundamentan varias razones. Los operadores citan la segmentación y la información como palancas de crecimiento. "A diferencia de las agencias on line, nosotros vendemos destinos en los que ya hemos estado.  Sabemos exactamente lo que quiere el cliente y así se lo presentamos", descifra Balmaña.

Las agencias que sobreviven también lo hacen apuntando a colectivos concretos. "Conocemos muy bien nuestro perfil de cliente: mediana edad, ciertas dificultades con el lenguaje y que busca un paquete muy difícil de montar por internet", explica el representante de Mapa Tours.

Mercado volátil

Así, aunque las cifras invitan al optimismo, impera cierta cautela. Fuentes del sector recuerdan que el mercado es "absolutamente imprevisible". Un ejemplo de ello es la crisis del ébola, que truncó las ventas a destinos africanos en el cuarto trimestre de 2014.

"Hay que ser flexibles, adaptarse a cada momento", recuerda un representante de un tour operador. En este sentido, el deshielo de las relaciones entre Cuba y el mundo occidental supone un giro positivo para la próxima campaña estival. Las mismas fuentes esperan que revitalice las ventas no sólo a la isla caribeña, sino a toda la región.