Los ERE ya amenazan al ocio nocturno barcelonés

Los ERE ya amenazan al ocio nocturno barcelonés

Los puestos de trabajo peligran en el 92% de los locales que redujeron su facturación el año pasado. Sólo se salvan de la caída los bares y discos dirigidas a los turistas

DAVID PLACER

26/02/2012 - 16:51h

Los despidos de trabajadores ya comienzan a amenazar al sector del ocio nocturno. La caída vertiginosa del consumo de alcohol está afectando especialmente a las grandes discotecas que han dejado de abrir los jueves debido a la escasez de público.

La tradicional sala Bikini de Barcelona ha presentado un ERE que afecta a unos 20 empleados, según los trabajadores, una drástica medida para reducir costes y salvar las operaciones.

Los bares y discotecas del Eixample y la zona alta de Barcelona son los más padecen el descalabro de la fiesta, según una de las patronales del ocio nocturno, Fecalón, un fenómeno que sólo esquivan los establecimientos dirigidos a turistas, especialmente los instalados frente a la playa.

La federación asegura que el 92% de los locales de Barcelona y el área metropolitana han reducido sus ingresos en el 2011, según una encuesta elaborada por la patronal. Con la nueva norma aprobada recientemente por el gobierno de Rajoy, los trabajadores temen una ola de despidos baratos.

“Las grandes discotecas se están reestructurando en locales más pequeños porque con la situación actual es imposible llenar salas grandes. Si no cambian, tienen la ruina asegurada”, explica Joaquim Boadas, presidente de Fecasarm, la otra patronal del nocturno.

Más lejos, más riesgo


Fecasarm asegura que los establecimientos que están enfrentando mayores dificultades son los que están ubicados lejos de Barcelona y los grandes núcleos urbanos. Además del ERE de la sala Bikini, en enero se disolvió la discoteca Blas Blas de Sabadell y también varios bares musicales de la zona alta de Barcelona. “Hay muchas discotecas que enfrentan en estos momentos el peligro de despidos. Hay una en el Vallès que pudiera cerrar en breve y otra, por una sanción municipal, en el Baix Llobregat”, explica Boadas.

Fecasarm ha encargado un estudio comparar la destrucción de empleo en la industria del ocio nocturno con otros sectores. “Ya nos está afectando. Es evidente que estamos destruyendo empleo aunque no tanto como otras industrias”, explica Boadas. Los resultados del estudio se publicarán a finales de marzo.