Los esfuerzos (en vano) de Edreams para reflotar su valor

El consejero delegado de Edreams, Dana Dunne.

Los esfuerzos (en vano) de Edreams para reflotar su valor

La agencia online suelta lastre entre las filiales, diversifica el negocio y lidera la apuesta por el móvil, pero no logra hinchar el precio de las acciones

Carles Huguet

BARCELONA

07/05/2017 - 06:00h

Dos años después, Edreams sigue topándose con el mismo muro una y otra vez. La agencia española de viajes online acelera en innovación y trata de ganar terreno en la reserva de billetes de avión. Pese al brío, no logra rescatar el valor de la acción, estancada en los 3 euros –3,15€ al cerrar la sesión del viernes--; a años luz de los 10 euros con los que debutó en bolsa. El dividendo para los accionistas ni está ni se le espera.

El crecimiento del precio de la participación es uno de los requisitos para que los directivos obtengan los bonos firmados en su contrato. A los trabajadores también se les tiene en cuenta métricas como el resultado operativo. No obstante, fuentes de la plantilla auguran que no se cobrará la paga extra del mes de junio. Un incumplimiento de convenio más que ya ha llevado a la empresa a Inspección Laboral.

Sin embargo, Dana Dunne, consejero delegado, asegura en una reciente entrevista a Skift que la gente es el mayor valor de Edreams. “Nos estamos asegurando de mejorar la cultura”, replica a la conflictividad laboral que asola la empresa desde hace más de un año. “Queremos atraer a los mejores talentos de nivel mundial”, contesta ante las marchas de altos cargos producidas hace alrededor de un año.

El ejecutivo obvia su aislamiento frente a la plantilla rasa: las conferencias trimestrales han pasado de organizarse presencialmente a transmitirse a través de una pantalla de plasma. Un cambio que ya le ha valido el apodo de "Mariano Rajoy" entre los empleados de la sede de Barcelona.

La apuesta no se limita al mejor cuidado del personal, la tecnológica también trabaja para diversificar el negocio. En la misma conversación, Dunne explica que el siguiente objetivo de Edreams es el de ganar fuerza en las reservas hoteleras, con mayores comisiones que los billetes de avión. En 2016, los mayores avances se produjeron a la hora de colocar paquetes combinados a aquellos usuarios que partían con la intención de adquirir los pasajes. A pesar del esfuerzo, el 80% de los ingresos proceden de los viajes aéreos.

La sociedad también anda inmersa en la batalla por el dominio del smartphone. "En dos años hemos pasado de tener un 13% de las reservas realizadas a través del teléfono móvil al 30% actual", celebra el británico. Con la nueva aplicación es posible comprar unas vacaciones en cuatro minutos.

Lejos quedan los tiempos en los que la compañía volaba en los parqués. Ahora, la firma vende filiales para quedarse con lo más rentable de su actividad. De este modo, en menos de un año se ha deshecho de la división de viajes corporativos y de la filial de paquetes corporativos en Francia.

Menor peso que le garantiza ser más ligera en otro de los frentes abiertos que tiene: una guerra judicial con Ryanair por suplantar su identidad y cobrar recargos de última hora en la venta de billetes.