Los hoteleros españoles se ponen las pilas para el arranque de temporada

Los hoteleros españoles se ponen las pilas para el arranque de temporada

Los clientes consideran que han mejorado su calidad y que ofrecen un servicio muy competitivo

Gabriel Trindade

Barcelona

19/06/2014 - 12:49h

Hotel Intercontinental de Madrid
Los hoteles españoles están preparados para el verano. Esa es la principal conclusión que se extrae del informe Hotels Quality Index, publicado este jueves. La oferta en alojamiento del país ha experimentado un "ligero repunte" de la calidad tras encadenar tres trimestres de estancamiento. Los clientes ponen un notable (8,1 sobre diez) al sector. No obstante, esta puntuación se mantiene por debajo del obtenido el verano pasado, cuando fijaron el resultado en 8,3.
      
 
Los hoteles españoles obtienen resultados mediocres en calidad de las instalaciones o en relación calidad precio
 
La reputación se convierte en un factor clave para la oferta hotelera nacional. Este valor intangible es el criterio mejor valorado en el estudio, con una nota del 9,5. Dentro de la reputación figura la valoración global de la experiencia de los clientes y su recomendación posterior, explican los autores del estudio, Hotels Quality y Nebrija Business School. 

Los clientes de los hoteles españoles también han valorado muy positivamente un aspecto mucho más terrenal: la limpieza. Consideran que el sector se ha esmerado y por eso elevan la puntuación respecto al informe anterior. También se valora muy positivamente la atención recibida por parte del personal del hotel. Se trata de un dato que sorprende tras los numerosos recortes de plantilla que han azotado a las cadenas españolas.

Pese a estas valoraciones positivas --todas se sitúan por encima del ocho--, los hoteles españoles también tienen puntos pocos competitivos que lastran el resultado y lo alejan de la excelencia. Por ejemplo, la calidad de las instalaciones que, pese a ser floja, mejora "ligeramente" los resultados obtenidos en trimestres anteriores. Las críticas se centran en la antigüedad de muchos inmuebles y la falta de inversión en su rehabilitación. Otro aspecto mal valorado también es la variable calidad precio.

Por categorías, los hoteles de 4 estrellas son los mejor valorados en cuanto a las variables relacionadas con la calidad de las instalaciones, la limpieza y la atención. En cambio, los de 2 estrellas son los que mejor puntuación obtienen en cuanto a la relación calidad-precio.

Los mexicanos han sido los clientes que más positivamente han valorados los diferentes elementos de los hoteles, especialmente la atención recibida mientras que los israelíes destacan el buen estado de las instalaciones y la relación calidad precio. En cuanto a la ubicación del hotel, el estudio muestra que los hoteles situados en destinos de sol y playa son mejor valorados en todos los aspectos salvo a la hora de ser recomendados.