Los hoteles estarán semivacíos en Semana Santa

Los hoteles estarán semivacíos en Semana Santa

Las reservas hoteleras caen un 25% respecto a 2012

Ramón Roca

20/03/2013 - 13:53h

El turismo en España está de capa caída. La Semana Santa será una semana negra para los hoteles españoles. Las reservas se han desplomado. Caen un 25% respecto a 2012, año en el que la ocupación hotelera se quedó en el 75%.

Estos datos son aún más significativos si se tiene en cuenta que la mitad de los establecimientos permanecerán cerrados durante los Santos días. “Lo único que nos puede salvar es el turista de última hora”, asegura Joan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

La crisis

La patronal hotelera cree que la caída se debe principalmente a que la gran mayoría de los turistas son nacionales y que la situación económica de las familias españolas les impide viajar.

Además, la estancia media en los establecimientos será de tres noches por lo que se mantendrá respecto a otros años.

Informe

El pesimismo reina en los hoteleros españoles. CEHAT y PwC han presentado el Observatorio de la Industria Hotelera de al temporada primavera-Semana Santa 2013. El estudio refleja una desconfianza fuera de lo normal. El índice general cae por debajo de los 40 puntos (39,56), algo que no había sucedido en los últimos cuatro años.

Pero en el caso de los hoteleros la percepción es peor. El índice cae un 23% hasta los 36,12 puntos. Las empresas prevén una caída estrepitosa de la rentabilidad durante esta temporada. Se mantendrán prácticamente la misma oferta de plazas, pero tanto los precios como las pernoctaciones descenderán.

Los hoteleros encuestados aseguran que tanto en la partida de ingresos como de costes se verán perjudicados. Facturarán menos y aumentarán los gastos.

Demandas


Ante esta situación, la patronal hotelera demanda “decisiones por parte del Gobierno de manera inmediata”. CEHAT critica que los recortes en turismo, léase Imserso o la subida de las tasas aeroportuarias, mientras se subvencionan otras industrias como la automoción.

Propondrán al Ejecutivo de Mariano Rajoy una serie de ayudas fiscales. Por ejemplo, “que en materia de Seguridad Social y Hacienda podamos retrasar nuestros pagos”, o que haya una serie de bonificaciones “para poder mantener las empresas”.

Contrariados


Molas se ha referido también a dos hechos que han marcado el turismo en los últimos meses: la huelga de Iberia y el concurso de Orizonia. El presidente de los hoteleros cree que hay que modificar de manera urgente la ley de huelga. “Lo de Iberia no se debe permitir, le ha costado al país cientos de millones de euros”, asegura Molas.

También ha criticado todo lo que ha rodeado a Orizonia. La crisis del mayor tour operador de España ha dejado un descubierto de 150 millones de euros en los hoteles. “Toda esa deuda está ahora en el alero”.