Los hoteles, la gran apuesta inversora de BCN en 2013

Los hoteles, la gran apuesta inversora de BCN en 2013

De los más de 1.300 millones invertidos en la capital catalana, 450 millones han ido a parar al sector hotelero

La torre Agbar y el hotel Vela
¿Dónde se invierte en Barcelona? Fruto del éxito turístico, algunas de las grandes operaciones que se han realizado en el último año tienen como objetivo los hoteles. Así, de los 1.320 millones de euros invertidos en la capital catalana, 450 millones se han destinado al segmento hotelero, frente a los 350 millones que se ha llevado el retail y otros 350 millones el mercado de oficinas, según se desprende del último barómetro que ha elaborado la firma de consultoría y servicios inmobiliarios CBRE.

“En Barcelona el segmento hotelero y el de high street son muy potentes y están muy afianzados. Fruto de la buena salud del turismo el mercado inmobiliario también ha crecido en este sentido”, subraya el vicepresidente y de CBRE España, Enrique Martínez-Laguna.

 
 
En 2013, dos de las grandes operaciones han sido la del Hotel Vela y la de torre Agbar
En el año que recientemente acaba de finalizar se han producido operaciones inmobiliarias de gran envergadura relacionadas con el sector hotelero catalán. Una de las ventas protagonistas, de la que se han hecho eco todos los medios, es la del emblemático Hotel Vela de Barcelona a un fondo catarí por cerca de 200 millones de euros.

Pero no ha sido la única transacción de relevancia. Además, la compra de la torre Agbar --otro símbolo de la ciudad catalana-- por el fondo de inversión Emin Capital se anunciaba a bombo y platillo a finales de 2013. Con esta operación, la compañía que preside Ángel Simón percibirá unos 150 millones de euros por vender el activo en el que tiene instalada ahora su sede corporativa. El futuro que se le presenta a la torre Agbar es convertirse en un hotel de lujo, gestionado por la hotelera Hyatt.

Sin embargo, varias fuentes del sector inmobiliario se muestran algo cautelosas ante la difícil conversión del inmueble en un hotel. Aseguran que convertir unas oficinas como éstas en un establecimiento hotelero, supone una operación muy relevante en volumen e inversión.

Con todo, y según los expertos, todavía quedan muchas grandes cadenas hoteleras por llegar a Barcelona y la buena racha de las inversiones inmobiliarias en este sector podría seguir en 2014. “En Barcelona se espera que este año siga habiendo mucha actividad hotelera y también en Madrid en los establecimientos cinco estrellas. En el caso de España, el modelo low cost está muy poco desarrollado. Todavía se está dando sus primeros pasos. Y en los dos extremos, el del lujo y el del bajo coste, hay un mercado muy atractivo”, asegura Martínez-Laguna.