Los mercados castigan al turismo tras la matanza del Estado Islámico en París

Los mercados castigan al turismo tras la matanza del Estado Islámico en París

Air France cae un 5,2%, mientras Accor, la mayor cadena hotelera de Europa, cede un 8,11%

02B

Barcelona

16/11/2015 - 10:28h

Un soldado patrulla ante la Catedral Notre Dame, en París / Reuters

Fuerte castigo a las aerolíneas y grupos turísticos europeos en las bolsas en el primer día de apertura tras los atentados del Estado Islámico en París el viernes, que segaron 132 vidas y dejaron más de 350 heridos. Air France ha cedido un 5,2% en el parqué parisino, mientras los títulos de la hotelera Accor, la mayor cadena de Europa, han cedido un 8,11%. 

El impacto en los mercados del ataque del viernes también ha castigado a Aéroports de Paris (AP), la agencia que gestiona los dos aeródromos de la capital francesa: Charles de Gaulle y París-Orly. En la apertura de la sesión, AP ha bajado un 3,9%, informa Europa Press.

La inestabilidad en las bolsas ha reverberado por todo el continente. Deutsche Lufthansa AG, la sociedad de la aerolínea alemana de bandera, ha caído un 2,75% en la Bolsa de Fráncfort. Por su parte, IAG, el grupo de British Airways, Iberia y Vueling, ha perdido un 2,75% de su valor en la apertura de la Bolsa de Madrid. 

Cancelaciones: es pronto

Con lo que respecta a posibles cancelaciones en las reservas de billetes aéreos, la patronal de aerolíneas españolas Aceta ha avisado de que es "pronto" para determinar qué impacto tiene la matanza de París sobre las ventas. No obstante, la organización advierte de que el sector aéreo es especialmente sensible a estas tragedias. 

Tal y como han recordado los profesionales a 02B, se esperan consecuencias a corto plazo tras los tiroteos y bombas del viernes. Sin embargo, las agencias de viajes españolas están convencidas de que la marca-ciudad de París recuperará comba a largo plazo.

El lunes, la mayoría de grandes monumentos en Francia siguen cerrados o fuertemente protegidos por la policía y ejército. Es el caso de la Torre Eiffel, Museo del Louvre, Tuilleries y Museo Delacroix y Quay d'Orsay (París), además del parque de atracciones de Disneyland. Por su parte, Futuroscope (Poitiers) está abierto a los visitantes, con controles en los accesos.