Los negocios de Corinna, la princesa del safari del Rey

Los negocios de Corinna, la princesa del safari del Rey

Boss&Company Sporting Agency es la empresa de la millonaria alemana que organiza expediciones para nobles. Aficionada a los deportes extremos, está relacionada con el turismo desde el 2000

Cristina Naveda

16/04/2012 - 19:05h

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, el joyero Patrick Mavros, Juan Carlos I y A. Mavros, hijo del anterior
Corinna zu Sayn-Wittgenstein está detrás del último escándalo de la Casa Real. La princesa alemana es la organizadora de la cacería de Juan Carlos I en Botsuana, en la que el monarca, de quien es amiga íntima, sufrió un accidente y por la que ha tenido que encajar duras criticas sobre la conveniencia del viaje, que ha costado 30.000 euros por ejemplar abatido.

La millonaria Sayn-Wittgenstein prepara viajes a África para nobles y grandes empresarios de toda Europa a través de la empresa Boss&Company Sporting Agency. Los poderosos clientes utilizan los servicios de esta agencia para realizar safaris y otras actividades de riesgo en el extranjero. Las casas reales árabes también suelen recurrir a ella.

Munición dentro de la reserva

Esta mujer de negocios, muy bien relacionada con la alta sociedad, cuida hasta el más mínimo detalle. Su mano derecha es el experto en deportes de riesgo Jeremy Culham. La agencia que presiden fue creada en el 2000 y se encarga de todas las gestiones necesarias para que los clientes puedan cazar elefantes en el continente africano o jabalíes en Austria, entre otros animales.

En concreto, la firma --de origen británico-- organiza el safari de principio a fin. En el paquete turístico incluye el transporte al destino (en vuelos chárter o comerciales), el alquiler de rifles, la munición, las licencias de caza, los permisos en el país, el alojamiento y la manutención, según explica en su web.

Relación con el turismo


Además de la caza, la princesa tiene como hobbies la pesca submarina, nadar entre tiburones y la navegación. Su vinculación con el turismo también pasa por el transporte aéreo, ya que su padre fue director de la aerolínea brasileña VARIG hasta agosto de 2010.

Deportes aparte, la millonaria es muy conocida por su faceta solidaria. Es la precursora -- junto con Frederick Mostert, Timothy Trainer y Chen Xuemin-- de la Fundación Auténticos. Esta organización se encarga de las víctimas de redes de lavado de dinero, cárteles de narcotraficantes, paramilitares y explotación infantil.

Lazos con Mercedes-Benz


Corinna Larsen, nombre de soltera, adquirió el título de princesa tras su boda con el noble Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg en el año 2000. Previamente había estado casada con Philip Atkins, con el que tiene una hija.

Entre ambos matrimonios, mantuvo una relación sentimental y llegó a comprometerse con un miembro de la familia propietaria del gigante automovilístico Mercedes-Benz.

La empresaria también tiene en su lista de amigos ricos al príncipe Alwaleed bin Talal, presidente de Kingdom Holding Company. Este conglomerado cuenta con inversiones en bancos, hoteles, compañías informáticas y medios de comunicación.