Los profesionales de los spa exigen menos frivolidad con su sector

Los profesionales de los spa exigen menos frivolidad con su sector

La Asociación Española Spa Manager denuncia el aluvión de premios para los establecimientos sin que la actividad esté regulada

Joan Oliva

27/12/2011 - 19:12h

La Asociación Española de Profesionales de Spa Manager, constituida hace apenas tres meses, denuncia la frivolidad en que se ha instalado el sector. Los establecimientos e instalaciones con oferta de wellness protagonizan un auténtico aluvión de premios y reconocimientos en los últimos años, sin que esté todavía regulada esta actividad

En uno de sus primeros comunicados publicados, a través del portal wellness-spain.com, la entidad explica textualmente “que entre 2010 y 2011 se han entregado premios y docenas de reconocimientos para best spa, mejor spa hotel, mejor spa España, World luxury spa, most excellent spa, mejor spa de Europa, y por otro lado ni siquiera empezaron a regular el segmento Wellness, ni determinar que es un Spa”.

Primeros intentos

Según la asociación, el 10 de octubre 2011 tuvo lugar una primera reunión del Comité Técnico de Normalización 186 de Establecimientos y servicios turísticos de salud a través del agua, en la que se discutió la aprobación de acuerdos para la creación de los grupos de trabajo Wellness Spa y Talasoterapia. Además -añaden- se habló de la norma ISO TC/228 WG2 Health Tourism Services.

Y es que hasta el momento sí que existe una regulación mucho más clara del sector de balnerarios y establecimientos termales, pero no es el caso de las instalaciones de spa.

La organización algutina a hidrólogos, profesionales de la industria hotelera, spa manager, consultores, formadores, arquitectos, ingenieros, masajes, etc…Se ha constituido como asociación sin ánimo de lucro y con vocación pública que, entre otros servicios, ofrece bolsa de empleo, servicios de coaching individualizados así como una newsletter semanal para los interesados

Uno de sus principales objetivos es el de crear una referencia de calidad entre los spa existentes, dado que la falta de regulación del sector trae como consecuencia que “muchos centros turísticos publiciten sus servicios sin ajustarse a la realidad de las necesarias prestaciones que un spa, balneario o centro Thalasso ofrece a sus clientes.”