Los trabajadores de Port Aventura, en pie de guerra

Los trabajadores de Port Aventura, en pie de guerra

La plantilla de los hoteles del parque cargan contra la subcontrata que se ocupa del servicio de los hoteles

Gabriel Trindade

Barcelona

05/04/2014 - 21:29h

Protesta de trabajadores de Port Aventura | EFE
Lio laboral en Port Aventura. Los trabajadores del parque, que están subcontratados por el Grupo Constant, han protagonizado este sábado una manifestación contra las condiciones laborales impuestas por la empresa. La firma, especializada en el sector, asegura que la contrata con el parque le ocasionó el pasado ejercicios pérdidas por valor de 400.000 euros.

Constant asumió en 2012 los trabajadores de Port Aventura que se ocupan de la limpieza de los hoteles del resort. Se trata de unos 200 empleados. Tras una negociación entre empresa, plantilla y la Generalitat, se firmó un acuerdo de subrogación en que se mantenía las condiciones del convenio propio de Port Aventura hasta el 31 de diciembre de 2014, según fuentes sindicales.

No obstante, la compañía pidió modificar las condiciones por las pérdidas sufridas el pasado ejercicio. Los sindicatos realizaron una contra-oferta que no ha sido escuchada. Finalmente, la empresa ha aplicado los cambios a su antojo. Los representantes de los trabajadores han llevado el asunto hasta los tribunales.

 
 
La empresa puede cambiar las jornadas a su antojo siempre que respete unos mínimos de horas
 

UGT señala que esta situación puede ser un precedente que anime a la dirección del parque a seguir el ejemplo de su subcontrata y no renovar el convenio. "Lo que está haciendo Grupo Constant no tiene nombre. Se ha gestionado mal el convenio a propósito. Se trata de una cuerdo muy flexible que beneficia sobre todo a la empresa", comentan.

El desaparecido pacto supone una contratación mediante fijo discontinuo. La empresa utiliza los trabajadores según una bolsa de horas laborales al mes. Puede cambiar las jornadas a su antojo, siempre que se respete un mínimo de cuatro y un máximo de cinco horas. "Lo que han hecho es no gastar las horas de los empleados y aumentar la contratación eventual. En total se ha incrementado un 30%", se quejan los sindicatos. Sin embargo, el nivel de actividad ha sido similar al de otros años.

Port Aventura facturó 180 millones de euros en el pasado 2012, un 4% más que en el año anterior. Los beneficios se colocaron en 13,8 millones, un 46% menos.