Los turistas constatan las deficiencias de los españoles con las lenguas extranjeras

Los turistas constatan las deficiencias de los españoles con las lenguas extranjeras

Los alemanes y los ingleses son los que peor percepción tienen de las capacidades expresivas de los profesionales del sector

Redacción

Barcelona

13/08/2014 - 13:46h

España recibió 52,4 millones de turistas extranjeros hasta septiembre.
Traducir bonito en salsa por nice sauce (salsa agradable) es uno de los errores que hacen pensar al 50% de los turistas que nos visitan, que los españoles no tienen buen nivel de otros idiomas. La agencia de interpretación Total Translations asegura que el bajo nivel en lenguas extranjeras de los españoles queda en evidencia constantemente por la función de escaparate que ejerce el sector del turismo. Los alemanes y los ingleses los que peor percepción tienen las capacidades expresivas en otro idioma de los españoles.

El sector del turismo está obligado a expresarse en lenguas extranjeras para captar la atención del cliente. Total Translations indica que esto lleva a muchos profesionales a lanzarse sin red cuando se comunican con los visitantes. Es típico ver en muchos carteles de verano en el sector de la restauración --terrazas, restaurantes o chiringuitos-- errores a la hora de adaptar sus textos a la lengua de visitantes de otros países.

En concreto, las traducciones literales son uno de los errores más comunes. Por ejemplo, las palabras que componen un plato concreto, y los que dan más lugar a equívocos al no estar correctamente interpretados. Las consecuencias de estos fallos son platos que el turismo "no desea, servicios no requeridos o malas indicaciones", añade el director de Total Translations, Alberto Cartier.

Los alojamientos, tanto hoteles como apartamentos o pensiones, no escapan tampoco a estos errores, que pueden dar lugar, por ejemplo, a alquilar un apartamento con unas características equivocadas. "Confundir bedroom con restroom sería cambiar el número de habitaciones por el de baños", indica Cartier.