Mallorca busca superar los prejuicios del turismo 'low cost' para atraer al lujo

Mallorca busca superar los prejuicios del turismo 'low cost' para atraer al lujo

La iniciativa 'Essentially Mallorca' busca aumentar el nicho de segmento turístico de alto nivel de manera "exclusiva, pero no excluyente"

Juan Carlos Martínez

en Madrid

29/01/2015 - 13:50h

Port Adriano, en Calvià
Los hoteleros mallorquines quieren aumentar su volumen de negocio en el mercado de lujo. Vistos los números, con esos escasos 5.000 millones que deja este selecto sector en España de los 225.000 millones de euros que se mueven en todo el mundo, entienden que existe margen de mejora notable. Sobre todo, por esa previsión que se baraja de que este mercado duplique, por encima de los 400.000 millones, su volumen de negocio global en los próximos cinco años.

"¿Por qué no se ve todavía a Mallorca como destino de turismo de lujo?", se preguntaba Aurelio Vázquez, presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), durante la presentación en Madrid de la iniciativa 'Essentially Mallorca', en el marco de la feria Fitur. Porque, a su juicio, "sigue predominando el turismo de tipo medio".

Oferta contaminada
Algo en lo que también incidía Antonio Zaforteza, CEO del nuevo puerto deportivo Port Adriano, en la localidad de Calvià, al señalar que Mallorca debía "superar los prejuicios de oferta contaminada", en clara alusión a ese turismo 'low cost' que se da en ciertos lugares de la isla.

Como hecho diferencial para atraer a ese turismo de lujo, los hoteleros quieren destacar la necesidad de que Mallorca siga vendiendo la discreción, característica de la personalidad de los mallorquines, para captar a estos visitantes. "Famosos e ilustres que visitan la isla pero nadie se entera de su presencia, a diferencia de la mayor visibilidad que se da en otros sitios", apunta Aurelio Vázquez.

Exclusivo y no excluyente
En esta iniciativa 'Essentially Mallorca', los hoteleros han querido colocar como banderín de enganche el proyecto Port Adriano, para transmitir que "se trata de un espacio exclusivo, pero no excluyente, para tratar de que la población local se sienta cómoda", comentaba Zaforteza.

Respecto a las previsiones del sector hotelero en Mallorca, desde la FEHM su presidente, Aurelio Vázquez, irradiaba optimismo. Tanto como para señalar que "si los idus de marzo lo permiten, cerraremos 2015 como la mejor temporada de los tres o cuatro últimos decenios".