Mallorca, Marbella y Barcelona, entre las ciudades más caras de Europa por metro cuadrado

Mallorca, Marbella y Barcelona, entre las ciudades más caras de Europa por metro cuadrado

España aporta tantas direcciones como Italia mientras Suiza y Alemania, con cuatro, están por delante

JAVIER CAVANILLES

27/04/2013 - 21:23h

Por extraño que parezca, en España, con seis millones de parados y la previsión de una recuperación económica para 2016, hay tres ciudades en las que el precio del metro cuadrado figura entre los 15 más caros del Europa. Así lo afirma un estudio de la compañía inmobiliaria de lujo Engel & Völkers AG.

Lo más curioso, apunta la multinacional de origen alemán, es que España es el segundo país que más veces aparece en la lista. Empata con Alemania e Italia y sólo le supera Suiza. 

Zonas residenciales de lujo 

Engel & Völkers ha elaborado un ranking con las 15 ubicaciones que ostentan los metros cuadrados residenciales más caros de Europa. La principal conclusión, con respecto a 2011, es que “los precios de la mayoría de estos lugares se han mantenido estables y en un nivel muy alto comprado con otros puntos del mercado residencial global”.

Las plazas españolas ocupan las parte baja. La primera clasificada es el Carrer Castanyetes (en la Cala Marmacen de Port D’Andratx, Mallorca), es la número 12 del ranking. El precio del metro cuadrado es de 22.500 euros. El coste incluso ha subido con respecto al año pasado.

La siguiente en la lista, decimotercera, es la urbanización Santa Margarita, ubicada entre Marbella y Puerto Banús. Por cada metro cuadrado se pagan hasta 20.000 euros. La última dirección española --la decimoquinta-- corresponde al paseo de Gràcia de Barcelona. Un metro cuadrado se paga al mismo precio que en la Am Zirjus o la Werderscher, ambas en Berlín: 15.000 euros.

La 'créme de la créme'

Según el informe de la firma alemana, el precio más alto corresponde a la localidad costera de Porto Cervo, en Cerdeña (Italia). Se paga a 300.000 euros. La segunda clasificada casi parece barata en comparación, ya que se cotiza a un tercio de la anterior. Se trata de la Avenida d’Ostende, en Mónaco, situada justo en frente de su famoso puerto deportivo.

En ambos casos la geografía es un factor a tener en cuenta. Cerdeña es una isla muy accidentada y apenas queda sitio para construir. Lo mismo ocurre en el principado, su reducido tamaño impide que existan zonas urbanísticas de expansión.

Londres, en concreto la zona de Knightsbride (Kensington), ocupa la tercera posición. El metro cuadrado de una propiedad en esta área alcanza los 93.000 euros. Eso la convierte en la zona residencial más cara de Europa. Le sigue la calle Saint-Juan-Cap-Ferrat, en la Costa Azul, cuyo precio es de 70.000 euros. La quinta zona residencial más cara está en los Alpes suizos, en concreto en St. Moritz. Comprar una casa en la colina Suvretta supone un desembloso de 65.000 euros por metro cuatro.

Las siguientes


A continuación destaca la ciudad de Ginebra, donde los precios han aumentado un 40% más que en 2011. El precio es de 55.000 euros, ligeramente más que lo que se paga en la ciudad, tamién helvética, de Gstaad. Comprar una residencia en la colina de Oberbort, séptima clasificada, cuesta 48.500 euros por metro cuadrado.

La ciudad de la luz, París, no aparece hasta el octavo puesto. En concreto la avenida Montaigne (40.000 euros), cuesta unos 5.000 euros más de lo que se paga en Kampen on Sylt (una isla alemana situada en el Mar del Norte).

Viena, en concreto el distrito primero, aparece en décima posición (30.000 euros), seguida del Lago Starnberg (Alemania), 25.000 euros, que empata con otra localidad germana: Müllerstraße (Munich). A continuación aparecen Mallorca y Marbella. Esta última, empatada con la Plaza de España (Roma, Italia), y Hausberg y Zürichberg (Zúrich, Suiza). Y en Harvesthuder Weg (Hamburgo, Alemania), el metro cuadrado se cotiza a 16.000 euros.