Más leña al fuego: los hoteles planean vender sus habitaciones sin intermediarios

Más leña al fuego: los hoteles planean vender sus habitaciones sin intermediarios

Amadeus se desploma en bolsa mientras el órdago de Lufthansa a los GDS recaba apoyos

Carles Huguet

Barcelona

09/06/2015 - 21:57h

Novotel es una de las marcas bajo el paraguas

Temor en los parqués bursátiles. En nuevo actor proyecta su ingreso en la pugna entre las aerolíneas, lideradas por Lufthansa, y Amadeus: Las cadenas hoteleras. Algunos establecimientos plantean asestar otro golpe al intermediario y aplicar una tasa a las reservas tramitadas fuera de sus portales corporativos, apuntan fuentes del sector a 02b.

El primer paso ya lo dio Accor hace una semana. La firma francesa permitirá a los hoteles independientes ofrecer sus habitaciones en la web de la cadena, que cuenta con 3.700 establecimientos por todo el planeta. El negocio se traslada de los intermediarios, como los GDS o las agencias de viajes, a los productores de servicios.

Amadeus aparenta tranquilidad

"La situación de Amadeus preocupa", apunta Joaquín Robles, analista de XTB Brokers. "El temor de los inversores nace en que otras aerolíneas y las cadenas hoteleras se unan para implementar la tasa", prosigue. En los últimos cinco días, Amadeus ha caído un 16% en la bolsa hasta los 34,8 euros de valor por acción. Sin embargo, el declive es desmesurado si tenemos en cuenta solamente la noticia de Lufthansa, reconocen.

Mientras, la compañía española transmite tranquilidad frente el avance de los acontecimientos. No sólo es un intermediario de reservas (aunque es su principal actividad). Desde hace años, la empresa se ha especializado en ofrecer soluciones tecnológicas a las aerolíneas como pueden ser la gestión de inventarios o la informatización de los procesos de embarque. Tanto Lufthansa como Air France, otra que baraja el posible cánon, tienen contratados estos servicios al gigante tecnológico, aunque ambos contratos son independientes.

Medidas de contraataque

Fuentes cercanas a Amadeus aseguran que la empresa no entrará a la greña con las compañías aéreas y hoteleras. "Existe un código ético en los GDS comprometiéndose a que su tecnología siempre sea neutra", avisan. No parece posible, pues, que a partir de ahora beneficie a otras aerolíneas en perjuicio de la compañía alemana.

El devenir de los acontecimientos parece dirimirse en la cantidad de apoyos que pueda conseguir Lufthansa. Si bien el 66% de sus billetes se venden a través de agencias de viajes, la distribución directa gana protagonismo. Si la aerolínea se queda sola podría repetirse la marcha atrás de 2010, cuando tras lanzar un órdago al GDS tuvo que volver a trabajar con él. En cambio, de recabar el soporte de las cadenas hoteleras, sería una estocada para Amadeus, privado de reservar los clásicos paquetes de vuelo más alojamiento.

Negociaciones inexistentes, aseguran

La aerolínea de Colonia por el momento desliza que se encuentra en negociaciones con Travelport como medida de presión a la empresa española. Amadeus niega cualquier tipo de acuerdo ni reunión con los responsables germanos para abordar el conflicto.

Por su parte, las agencias de viajes asumen que deberán ser ellos los que pagarán la tasa de 16 euros propuesta por Lufthansa. Una cantidad que supera el aproximado 2% de beneficio que obtienen por billete tramitado. El consumidor final, parece que será el más perjudicado.