Más turismo, menos empleo

Más turismo, menos empleo

España mejorará los ingresos por los visitantes internacionales, pero los contratos en el sector caerán

Redacción

10/07/2013 - 10:17h

El ministerio de Industria prevé que España recibirá durante este verano –tercer trimestre del año— 22,4 millones de turistas, un 2,5% más que en el mismo periodo de 2012. El gasto se incrementará un 8%, hasta los 23.200 millones de euros

Sin embargo, el empleo en el sector, medido por el número de afiliados a la Seguridad Social en turismo, retrocederá en comparación al mismo trimestre de 2012, aunque de forma menos acusada que en el conjunto de la economía.

Entre julio y septiembre se auguran buenos resultados para la demanda exterior, superando los máximos históricos vividos en 2012, según el Boletín Trimestral de Coyuntura Turística (Coyuntur) difundido por Industria.

La demanda crece


Coyuntur remarca que el pronóstico se basa en las previsiones de asientos y vuelos para este verano que muestran una tendencia positiva, junto con el estado actual de las reservas para viajar a España, que apuntan a un refuerzo de la demanda del 7,8%.

Según los cálculos de Industria, entre enero y septiembre habrán visitado el país 47,4 millones de turistas internacionales, el 4,1% más en comparación con el mismo periodo de 2012, lo que supondrá unos 47.910 millones de euros en ingresos, un 7,9% más.

Más rusos y nórdicos


Por mercados, el análisis hace hincapié en que los británicos confían en los destinos españoles y destaca el "gran dinamismo" de los mercados nórdicos, a excepción de Finlandia.

De igual modo, espera buenas perspectivas de Alemania y Suiza, mientras que augura estabilidad e incertidumbre en el resto de emisores centroeuropeos. Respecto al resto de Europa, apunta a la fragilidad de la demanda del mercado italiano, pese al buen comportamiento del francés, e insiste en la fortaleza del mercado ruso.

Repunta Canadá

En cuanto a América, subraya un empeoramiento de la demanda de Estados Unidos frente a un repunte en Canadá, a la vez que asegura que existen buenas perspectivas para los mercados colombiano y mejicano, aunque incertidumbre en el caso del argentino y brasileño.

Por su parte, en el caso de Asia-Pacífico, prevé crecimientos para el área en su conjunto.