Orizonia, con las horas contadas

Orizonia, con las horas contadas

La compañía anuncia a los empleados que la situación es límite

Gabriel Trindade

18/02/2013 - 18:39h

El futuro de Orizonia está decidido. La dirección ha informado a los trabajadores que la situación de la compañía es límite, aunque no ha comunicado el cierre definitivo. Fuentes internas de la empresa aseguran que se esperará a mañana por la tarde para hacer oficial lo que en el sector es un secreto a voces.

Los mismos interlocutores han indicado que este mismo lunes un auditor ha acudido a la sede del grupo en Palma de Mallorca para empezar a trabajar en la división de marcas para proceder a su posterior liquidación. También señalan que uno de los interesados en adquirir partes del negocio es el grupo Barceló. En concreto, tendrían su interés centrado en las franquicias de Vibo Viajes.

Con el más que probable cierre, Orizonia deja en la calle a cerca de 5.000 trabajadores.

El pago del BSP


El grupo presidido por José Duato ha intentado hasta el último momento mantener con vida a la compañía, que el viernes se declaró en preconcurso de acreedores. Durante toda la jornada de este lunes, la dirección ha realizado un último esfuerzo para pagar a tiempo la liquidación del BSP --la suma de la venta total de billetes de aerolíneas en un mes-- a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) y permitir así que su red de agencias de viaje, Vibo, siguiese operando.

Fuentes del entorno de Orizonia aseguran que se han llegado a recaudar 7 millones, una cantidad insuficiente ya que se debían abonar 10 millones de euros. Así, la IATA ha procedido a realizar un corte "temporal", según ha apuntado el grupo presidido por José Duato.