Orizonia pide el preconcurso de acreedores

Orizonia pide el preconcurso de acreedores

Fuentes del sector apuntan a que no puede pagar los 10 millones de euros de liquidación del BSP

Orizonia ha declarado este viernes el preconcurso de acreedores. El grupo turístico se ha acogido a esta formula legal para disponer de cuatro meses más para integrarse con Globalia, el operador presidido por Juan José Hidalgo. Espera esquivar la suspensión de pagos en este tiempo.

Ambas compañías firmaron la venta en diciembre, pero esperan el visto bueno final de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) para empezar a fusionar estructuras. Con este paso, Globalia se convertirá en el principal touroperador de España.

IATA


Los rumores en el sector sobre los problemas económicos de Orizonia crecían los últimos días. Incluso negocian con sus trabajadores una reestructuración laboral para rebajar costes. Aunque la gota que ha colmado el vaso y ha obligado al grupo a tomar la decisión de reconocer en los Juzgados de Palma de Mallorca su delicada situación económica ha sido la liquidación del pago del BSP a la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), afirman fuentes del sector a 02b.

El BSP es la suma de la venta total de billetes del último mes. Cada día 15, el montante de las operaciones se remite a la IATA, que reparte las ganancias entre las aerolíneas cada tres meses. La factura que tenía que pagar Orizonia era de 10 millones de euros, según los mismos interlocutores.

Carga contra Globalia


La compañía en preconcurso asegura que han tomado la medida por el “no reconocimiento por parte de Globalia de sus compromisos tras la dilación en la autorización de la CNC a la operación”. También carga contra el regulador español y afirma que “estudiará qué medidas le corresponde adoptar” por los perjuicios causados durante la tramitación del expediente.

Competencia recuerda que el expediente se ha gestionado siguiendo a rajatabla el calendario fijado por ley. Se empezó a tramitar el 9 de enero la primera fase y han tardado un mes exacto, como marca la normativa, para pasar al segundo estadio de control. En cuanto al papel de su comprador, Orizonia asegura que ha declinado ejecutar la compra de forma inmediata a la espera de recibir más adelante las condiciones acordadas por la CNC.

Pactos de venta

Oriozina entiende que su comprador ha “desatendido los compromisos asumidos en los acuerdos entre ambas empresas y la banca acreedora”. Avisa que ha trasladado el caso a su gabinete jurídico. Tiene la puerta abierta a emprender acciones legales contra Globalia.

El operador dirigido por Juan José Hidalo afirma de forma tajante que han cumplido con todas las comas del contrato. En el momento de la firma inyectó 15 millones de euros a Orizonia. Recuedan que los otros 30 millones que habían pactado con el comprador, que serán un balón de oxígeno para sus cuentas, no se abonarán hasta que Competencia apruebe la autorización. Y esto, por el momento, no ha pasado. Con la ley en la mano, ocurrirá a principios de abril.