Orizonia siembra el caos

Orizonia siembra el caos

Deja atrapados a sus clientes en el Caribe y cancela todas las reservas

Ramón Roca

16/02/2013 - 20:24h

La sombra de Marsans planea sobre Orizonia. El preconcurso presentado por el grupo turístico recuerda al caos que generó hace poco más de un año la compañía Marsans. Las operaciones del grupo están canceladas. Las reservas de los viajes están suspendidas. Lo único que la salva es la aerolínea Orbest. Sigue funcionando a pesar de que la dirección dijo que repatriaba la flota de aviones.

Esta situación ha sembrado el caos entre miles de personas. En plena temporada de ofertas 2x1 hacia el Caribe (Riviera Maya y Punta Cana), Túnez o Canarias, Orizonia ha dejado atrapados a los clientes en sus destinos. Además, todos los usuarios que se iban de viaje en los próximos días también se han visto afectados.

Atrapados

La gran mayoría de los turistas retenidos en sus destinos son jóvenes universitarios que aprovechaban unos días para celebrar el ecuador de la carrera. Los hoteles en los que están hospedados les exigen el pago de la estancia antes de abandonar el país, a pesar de que ya la abonaron a la agencia.

Entre los afectados se encuentran una treintena de jóvenes españoles en Riviera Maya. Son estudiantes de Fisioterapia de la Universidad Rey Juan Carlos I de Alcorcón (Madrid). Tienen que pagar unos 1.000 dólares cada uno de ellos. Además, a una quincena de estudiantes de Derecho de la Universidad Complutense también les ha pasado lo mismo en Punta Cana, informa El Mundo.

Precaución

Los hoteles se defienden de un posible impago por parte de Orizonia. A pesar de que las mayoristas del grupo (sobre todo Sol Plan e Iberojet) ya han cobrado a los clientes la estancia, los establecimientos no se fían y exigen cobrar el servicio prestado. Normalmente, Orizonia abona a sus proveedores a los 90 días. No quieren quedarse sin el dinero.

Fuentes de Orizonia han explicado a 02B que todos los afectados que abonen las estancias en los hoteles de destino serán recompensados con el reembolso a través de las agencias minoristas. Además, también devolverán el dinero de las reservas de aquellos pasajeros que tienen programadas sus vacaciones para los próximos días.

Exteriores no da abasto

El caos organizado por Orizonia ha sobrepasado al Ministerio de Asuntos Exteriores. Son numerosos los casos de españoles afectados. Está negociando con las cadenas hoteleras para que dejen salir a los clientes de los establecimientos y puedan regresar a España sin perder el avión.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en coordinación con otros departamentos de la administración (AENA), está siguiendo puntualmente la situación y asistiendo, en la medida de lo posible, a los viajeros que se pudieran ver afectados”, dice una nota en las recomendaciones de viaje de la web del ministerio.

Orbest

El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha alertado de la interrupción de varios vuelos de la aerolínea Orbest previstos desde y hacia México y República Dominicana. Exteriores asegura que la compañía “ha manifestado estar haciendo lo posible para que tal situación no perjudique a sus clientes dentro y fuera de España”.

La dirección de Orizonia decidió el viernes paralizar la flota de seis aviones de la aerolínea. Mandó repatriar a Palma todos los aparatos. Pero a última hora, rectificó. Los vuelos se están llevando a cabo, por lo menos durante el fin de semana. Fuentes de la compañía aérea aseguran que “todos los vuelos están protegidos hasta el próximo 2 de marzo”.

Reservas anuladas


Los clientes que tenían programados unos días de descanso en las próximas fechas también sufren el caos organizado por Orizonia. Las reservas están canceladas. Fuentes del grupo que dirige José Duato afirman que se les devolverá el dinero. Los vuelos de los clientes se mantienen, pero si un usuario quiere ir a su destino “tiene que volver a pagar la estancia en el hotel”, dice Tania, una afectada que viajaba a Canarias con Iberojet.

La mayorista ha comunicado a esta cliente que después tendría que reclamarles a través de la agencia minorista el importe del repago. Si no lo hace, “perdería el vuelo”. La agencia ya abonó a Iberojet el pago de la estancia.

Trabajadores

Orizonia ha presentado el preconcurso tras no pagar la deuda de 15 millones con BSP, el banco que liquida los billetes de avión a la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). Ésta ha dado de límite hasta el martes para que abone la cantidad, si no lo hace, le retira la licencia para vender billetes.

Ante la amenaza de sus puestos de trabajo, los 5.000 empleados del grupo con sede en Palma ya han empezado a movilizarse por las redes. Por ejemplo, han creado vía Change.org una petición al Gobierno para que actúe y salve todos los puestos de trabajo. El grupo, además de negociar la deuda, está en manos de Globalia, que está dispuesto a hacerse con Orizonia cuando la Comisión Nacional de Competencia apruebe la operación.