Orizonia y su salida al extranjero

Orizonia y su salida al extranjero

El grupo turístico apuesta por expandir sus divisiones fuera de España. Smilo entrará en seis países, como Turquía y Croacia, mientras Luabay pone rumbo al Caribe junto con Orbest

C.N.

09/07/2012 - 19:57h

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”. Esta cita de Albert Einsten bien le sirve a Orizonia para definir su andadura turística en España y su salto al extranjero, cada vez más ambicioso. Los hoteles Luabay, las agencias de viajes Vibo, la aerolínea Orbest y el receptivo Smilo son claros ejemplos de un grupo cada vez con un cariz más internacional, que progresa “adecuadamente” pese a los malos tiempos.

Hoy, hablar de Orizonia es hablar de una facturación anual que sobrepasa los 2.500 millones de euros, y que tiene a sus espaldas a dos accionistas de referencia de gran solidez: el gestor global de activos alternativos The Carlyle Group, y Vista Capital, la sociedad de capital riesgo del Banco Santander, del banquero Emilio Botín.

El año pasado, negro para la economía, pasó de largo en Orizonia gracias a la reestructuración de la división de touroperadores. El grupo mallorquín dejó de ofrecer su producto mayorista a través de 16 marcas para hacerlo a través de seis (Iberojet, Solplan, VivaTours, Cóndor, Kirunna y Orizonia Actividades), y redujo a cuatro las direcciones generales de la misma. Los resultados, positivos. Elevó sus beneficios un 11%, hasta los 65 millones.

Francia e Italia, similares

Ahora, tras haberse metido en el bolsillo al mercado español, el grupo que preside Fernando Conte --ex presidente de Iberia-- y que tiene a José Duato como mano derecha, reconoce que toca mirar hacia proyectos fuera de las fronteras nacionales. Francia e Italia son los mercados a largo plazo donde se adentraría la compañía, por las características en común con España.

Pero no se puede obviar la importancia de los turistas internacionales para Orizonia, en un momento donde la demanda española se encuentra de capa caída. Se mima al español pero se tiene muy presente el turista alemán y al británico. No en vano, son los internacionales que más alimentan la división hotelera de la empresa.

Vibo abraza Portugal

El germen de Orizonia se gestó en 1930 con la antigua Viajes Iberia, ahora rejuvenecida por dentro y por fuera. La red minorista ha decidido dar un giro a su estrategia y se ha modernizado recientemente bajo el nombre de Vibo Viajes. Se trataba de renovarse o morir.

Vibo está compuesta por 950 establecimientos: 560 propios y 390 franquiciados (140 franquicias y 250 asociadas). De ellos, 40 agencias están en Portugal. Zona de expansión “prioritaria”, junto con España, asegura la compañía.

Luabay mira al Caribe

Luabay confía en expandirse “pronto” fuera de las fronteras nacionales con su primer hotel, pero los 11 alojamientos que ya posee en Baleares y Canarias son exponentes de internacionalización: en total, el 85% de las ventas de la cadena hotelera se realizan en el extranjero, lo cual supuso 28 millones de facturación el año pasado.

El Caribe se entrevé como el destino internacional donde Luabay pondría la primera pica, por ser una zona donde los otros negocios turísticos de Orizonia tienen una “fuerte” presencia.

El caso de Orbest --antigua Iberworld-- es análogo a las divisiones anteriores. La aerolínea ya cuenta con dos rutas a Cancún (México) y Punta Cana República Dominicana, desde El Prat (Barcelona). Asimismo, la compañía factura el 50% a clientes en el extranjero, un porcentaje que en 2011 correspondió a 150 millones de euros generados más allá de España.

Smilo en 21 países


Otro caso paradigmático en Orizonia es el de Smilo. La división de servicios de receptivo está presente en 21 países y prevé meterse “pronto” a otros seis (entre ellos Cabo Verde, Grecia, Turquía, Croacia o Malta), brindando servicios a 1,4 millones de viajeros al año. El 47% de las ventas de Smilo se realizan a extranjeros. En 2011, la empresa facturó a turoperadores internacionales un total de 44 millones de euros.

Alianza con BCD Travel

Otra vía de internacionalización del grupo es el de las alianzas. Vibo, con su acuerdo en el segmento business con la multinacional BCD Travel --el tercer grupo mundial en el segmento de los viajes de empresa-- multiplicó el año pasado su capacidad de dar atención a clientes corporativos en el extranjero. Esto significó un aumento de la cifra de negocio y de la nómina de usuarios de esta unidad de negocio.