¿Puede aprovechar España el auge del turismo musulmán?

¿Puede aprovechar España el auge del turismo musulmán?

Los viajeros halal, unos 108 millones actualmente, ganan peso a nivel mundial

Sonsoles Vázquez

Madrid

11/05/2016 - 18:25h

Los viajeros halal, unos 108 millones actualmente, ganan peso a nivel mundial

El turismo halal se mueve bajo los principios del Corán y está en auge. En 2014, este segmento de la industria ya representó 145.000 millones de euros y alcanzó los 108 millones de viajeros. El desarrollo económico en el mundo islámico ha dado lugar al nacimiento del consumidor musulmán que, en promedio, es más joven, más culto y dispone de más ingresos que sus predecesores. Por estos motivos también es más proclive a contratar viajes y vacaciones internacionales.

Gran capacidad de gasto

En estos momentos hay unos 2.000 millones de musulmanes en todo el mundo, el 25% de la población mundial, cifra que se elevará a 2.200 millones en 2030, el 30% de la población. Para los expertos, se trata de un mercado emisor que realiza un gasto y una estancia superior a la media.

España se sitúa en el puesto 37 del índice del Global Muslim Travel, que destaca a nuestro país como un destino vacacional familiar, pero con enormes carencias en certificaciones halal frente a otros países europeos como Reino Unido, Francia o Suiza.

Nuestro país, por ejemplo, apenas cuenta con hoteles que respondan a estos requisitos. Uno de ellos, es el Alanda de Marbella, propiedad del empresario saudí Fawaz Al Hokair, que sigue los principios de ofrecer "todo lo que sea bueno para el cuerpo, tanto en alimentación como en cosmética" y por lo que no sirve ni alcohol ni cerdo. Por su parte, la agencia de viajes Nur & Duha es otra de las pocas en orientarse específicamente a este público con paquetes turísticos en España, Portugal y Marruecos.

Esfuerzos en España

El Instituto Halal, principal certificadora halal española, estima que en España este turismo genera un volumen de negocio creciente en torno a los 1.000 millones de euros e insiste en las oportunidades que con él se presentan. Para su directora general, Isabel Romero, "hay que avanzar en el concepto, mejorar las ofertas, y aprovechar el potencial inmenso que tiene España para el turismo musulmán de todo el planeta".

Por su parte, el director general de Halal International Tourism, Tomás Guerrero, lamenta que "España esté haciendo muchos esfuerzos para atraer a los turistas chinos, cuando éstos solo suponen unos 300.000 visitantes al año frente a los 2 millones de turistas musulmanes. Es una pena que España, ante tal potencial, cuente con tan pocas empresas certificadas".

Esta plataforma ha sido creada precisamente por el Instituto Halal e Innova Tax Free Group para promocionar este tipo de turismo dentro y fuera de España. Sus servicios consisten en ofrecer información sobre la oferta turística halal en España; facilitar a los agentes turísticos españoles los conocimientos y medios necesarios para explotar las oportunidades de negocio que ofrece este turismo, y desarrollar actividades comerciales y de marketing orientadas a su promoción.

Cómo viajan

Por su parte, Amadeus acaba de publicar un estudio que detecta los requisitos para cautivar a este segmento turístico. En su 'Halal Travel 2016' se exponen las necesidades actuales y las expectativas futuras. En primer lugar, identifica una cuestión clave: los viajeros halal dan una importancia máxima a sus viajes.

Por este motivo, los planifican exhaustivamente para maximizar el interés cultural de sus desplazamientos. Las mujeres son quienes ejercen una influencia más fuerte en la elección de los destinos, así como las agencias de viajes para la planificación de itinerarios complejos. Asimismo, estos viajeros prefieren los paquetes cerrados, aunque a veces se quejan de que les resultan demasiado básicos e inflexibles.

Dónde se alojan

En segundo lugar, el informe añade que los turistas halal buscan alojamientos adaptados a sus costumbres; es decir, hoteles o apartamentos que cumplan los requisitos para la oración y restauración contemplados por el Islam, y que garanticen su 'comodidad cultural'.

Amadeus también advierte que, una vez en su destino, los turistas halal desean explorar confortablemente la zona. Además, presentan necesidades específicas en cuanto a actividades de ocio y excursiones, particularmente en lo que respecta a la restauración y el transporte.

Por ejemplo, mientras que algunos exigen opciones gourmet o de alta cocina, otros desean poder experimentar la cocina local adaptada a los principios coránicos. Asimismo, muchos de estos viajeros quieren tener a su disposición un chófer o guía privado que les ayuden a superar su desconocimiento sobre el país que visitan.