Quiebra la agencia que trajo los primeros turistas de Europa del Este a España

Quiebra la agencia que trajo los primeros turistas de Europa del Este a España

La propietaria de Dangla Tours afrontaba deudas de 1,2 millones con sus proveedores. Su abogado culpa a los touroperadores por anular contratos cuando la agencia ya había adelantado pagos a los hoteles

Joan Oliva

26/01/2012 - 20:17h

Como muchos otros puntos de venta de viajes, Dangla Tours interrumpe muy a su pesar una trayectoria de más de 26 años como agencia. Sin embargo, esta fue la empresa pionera en gestionar la llegada a España de turistas de la República Democrática Alemana, Polonia o Hungría. El mérito no le ha evitado llegar a una situación que el abogado de la compañía considera de práctica liquidación. Especializada en turismo receptivo, la agencia de Calella (Barcelona) entró en concurso de acreedores el cinco de diciembre de 2011 por no poder afrontar deudas acumuladas de algo más de 1,2 millones de euros.

El representante legal de la empresa, Jordi Centell, ha explicado a 02B que la agencia Dangla Tours fue víctima del doble juego realizado por tour operadores y hoteles con los que mantenía acuerdos. Según explica,“los touroperadores tienen derecho, dentro de un plazo legal establecido,  a anular reservas cuando la agencia lo ha negociado todo, incluido los precios, con los hoteles”. Aunque la agencia contó siempre con tres o cuatro buenos touroperadores clientes, otros muchos no lo fueron tanto, según este mismo interlocutor.

Doble juego

A su vez, los hoteleros le pedían a la agencia unos adelantos de caja mínimos para reservar y guardar habitaciones. Pero no dudaban en buscar por otro canal (Internet) la manera de asegurarse clientes en prevención de si el touroperador se echaba atrás.

Los compromisos económicos crecientes llevaron a la agencia a arrastrar un sinfín de pagos pendientes con sus proveedores. No son cantidades elevadas, pero si con numerosos hoteles a la vez, además de las que adeuda a entidades financieras. Al final, Dangla Tours ha acumulado deudas por 1.245.673 euros. “Vilma -su propietaria- se ha dejado la salud y el patrimonio",  declara el abogado, hasta el punto de haber hipotecado su vivienda para tratar de sostener el negocio. El local de la agencia tampoco es de propiedad, sino arrendado.

ERE para diez trabajadores

La agencia desaparece y deja en la calle a los diez trabajadores que trabajaban en Dangla Tours con contratos fijos discontinuos, además de a su propietaria. “Hemos solicitado ir a concurso de acreedores y, a la vez, dentro de la misma solicitud incluimos el Expediente de Regulación de Empleo para no perjudicar a los trabajadores y agilizar que puedan cobrar del Fondo de Garantías Salariales cuanto antes”, ha recalcado el abogado.

Hasta el uno de enero de este año, si una empresa presentaba primero el ERE ante la Administración y después se solicitaba un concurso de acreedores, la dirección de Relaciones Laborales del Gobierno autonómico podía suspender cautelarmente el ERE, mientras el juzgado continuaba con el trámite de la quiebra

Tras el Telón de Acero

Dangla Tours, propiedad de Vilma Gazikian, una agente de viajes de origen armenio radicada en Cataluña, había iniciado su actividad en 1985, cuatro años antes de la caída del Muro de Berlín y el derrumbe del Telón de Acero. Nada más producirse aquellos acontecimientos históricos, los gestores de la pequeña agencia de viajes de Calella de la costa vieron rápidamente la oportunidad y se desplazaron hasta Berlín para iniciar los oportunos contactos con los touroperadores: El objetivo: atraer a ciudadanos polacos, húngaros y a los de la antigua Alemania Oriental a un destino que, como otros, les había estado vedado hasta entonces.