¿Quién tiene soluciones para los males del turismo español?

¿Quién tiene soluciones para los males del turismo español?

Los partidos políticos coinciden en la desestacionalización y el uso de la tecnología pero difieren en materias fiscales y ecológicas

Carles Huguet

Barcelona

07/12/2015 - 22:03h

Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y Soraya Sáenz de Santamaría en el debate de Antena 3.

Empleo, sanidad, educación y política exterior. También turismo. Son algunos de los ejes sobre los que girará la campaña electoral para las próximas elecciones generales del 20 de diciembre. Un sector que genera, de manera directa, el 10,9% del PIB español no puede quedar fuera del debate. Por ello, en 02B analizamos las distintas propuestas que traen el Partido Popular, el Partido Socialista, Podemos y Ciudadanos en los programas electorales.

Mariano Rajoy aboga por "mejorar la fiscalidad" y "reducir las cargas administrativas del sector". A la tesis se une Albert Rivera, quien aboga por reducir el IVA del 10% al 7% en la hostelería "para competir frente al mercado internacional". Pese a no estar reflejado en el programa, el PSOE ha apuntado la intención de rebajar el Impuesto sobre el Valor Añadido a la media europea, situada en el 9,2%.

En cuanto a las condiciones laborales solamente Pedro Sánchez lleva en el texto de manera específica: "Mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y profesionales del sector turístico". Una proclama a la que se une Pablo Iglesias, de forma general, al prometer que derogará las dos últimas reformas laborales.

Desestacionalizar la actividad

Los partidos políticos son conscientes de que uno de los grandes problemas del turismo en España es la gran estacionalidad. El PP dibuja como solución desarrollar el "turismo cultural, de naturaleza, náutico, deportivo, ecuestre, cinegético y gastronómico". Los socialistas apuntan al "patrimonio cultural y social" para atraer a viajeros "de mayor poder adquisitivo" que los del tradicional sol y playa. En la misma línea está C's que, sin embargo, aboga por "continuar promocionando el mercado tradicional de sol y playa".

Para atraer a los visitantes, Rajoy receta "desarrollar la Marca España y los Paradores Nacionales de Turismo" y agilizar la concesión de visados. Sánchez dotar de "mayores recursos" para la nueva estrategia de marketing y "reorganizar la red internacional de oficinas de turismo". Rivera, por su lado, potenciará "Tourspain como escaparate nacional".

En este sentido, tanto Ciudadanos como socialistas reconocen la excesiva dependencia países como el Reino Unido, Alemania y Francia. Se apuntan a abrir la oferta a estados "que hasta ahora no estaban en nuestro punto de mira".

Todas las formaciones señalan el desarrollo tecnológico como una de las principales oportunidades para el sector. Tanto para la comercialización de sus productos como para aumentar la competitividad.

La marca ecológica

En lo referente al impacto ecológico del turismo, Podemos es quién más hincapié realiza. Propone crear un plan de sostenibilidad con acuerdos vigentes durante los próximos 15 años en los que se implementará "la etiqueta verde" impulsada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Todo buscando la  gestión basada en "criterios eco-eficientes".

Mientras el Partido Popular obvia la cuestión en el programa, el PSOE asegura que establecerá "compromisos para reducir la carga ecológica" y C's que protegerá y preservará los paisajes y las zonas medioambientales.

Colaboración entre lo público y lo privado

Además las formaciones basan parte de sus propuestas en incrementar la colaboración entre las entidades públicas y privadas. Ya sea de manera bilateral o, como defiende Pablo Iglesias, a través de "organismos participativos que incorporen los intereses de empresarios, trabajadores, ciudadanos, investigadores y responsables políticos.

Por otro lado, el único partido que lleva en su ideario la regularización de plataformas como Uber y Airbnb es Ciudadanos. Se compromete a "ofrecer propuestas y soluciones regladas al actual escenario del turismo colaborativo como reconocimiento a una realidad que necesita ser ordenada".