Rajoy dio el visto bueno a Hidalgo para comprar Orizonia

Rajoy dio el visto bueno a Hidalgo para comprar Orizonia

Globalia ha pagado 21 millones y es uno de los principales acreedores del grupo quebrado

Ramón Roca

26/02/2013 - 13:41h

El fundador de Globalia, Juan José Hidalgo
El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha confirmado que tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como otros cuatro ministros dieron el visto bueno a la compra de Orizonia. Finalmente, la operación se ha quedado a medio camino. Globalia culpabiliza a la actual legislación en materia de defensa de la competencia.

Agradece al Ejecutivo el interés mostrado por el intento de compra. “El Gobierno ha hecho todo lo posible para que saliera adelante la operación, pero no ha podido intervenir al ser independiente la Comisión Nacional de Competencia, el problema es de la legislación”, ha asegurado Hidalgo en una rueda de prensa que no ha llegado a la media hora de duración.

Acreedor

Hidalgo ha explicado que Globalia “no es beneficiario” de la quiebra de Orizonia. “Somos otro perjudicados más”. Según ha podido saber este medio, el grupo turístico era uno de los principales acreedores de la compañía gestionada por José Duato, antes de adelantar los millones de euros en los últimos meses. Aunque no han dado a conocer la cuantía de la deuda, Globalia cree que ya han sido “bastante generosos”.

Hidalgo ha desembolsado a día de hoy 21 millones de euros en Orizonia. Los 15 millones ya conocidos, más cuatro millones en nóminas de los 700 empleados de Luabay y dos millones a Renfe por cumplimiento de contrato. A esta cifra habría que sumar lo que les debe Orizonia, que según Ramiro Campos, director de la asesoría jurídica de Globalia, es una cantidad de dinero importante.

Cumplimiento


“Globalia ha cumplido con todo lo acordado” ha explicado Hidalgo, por ello no teme que les demanden los bancos ingleses acreedores o la propia Orizonia. El presidente de Air Europa y Halcón Viajes ha asegurado que no podía poner en peligro Globalia sin el visto bueno de Competencia. “No podíamos solicitar el levantamiento de la suspensión e inyectar 60 millones sin saber si la operación podía salir adelante y poner en riesgo nuestra empresa", explicó Hidalgo.

Globalia amplió el plazo para que Competencia tomara la decisión, pero no esperaban que tardara tanto el organismo viendo la situación de Orizonia. “Pensábamos que se daría la autorización con condiciones y se nos diría que tendríamos que adelgazar ciertas partes”.

Mejora de resultados

El grupo turístico no tiene decidido qué va a hacer por la inversión de 21 millones de euros. Según Campos, no cree que entren en una batalla legal aunque Hidalgo ha afirmado que existe un riesgo y que lo tendrán que ver los abogados. Globalia ha contado con el asesoramiento del letrado de Garrigues, Marcos Araujo.

El presidente de Globalia ha explicado que la compañía es solvente y que en el proceso de reestructuración ha coneseguido ahorrar 50 millones de euros. Además, ha dicho que en los tres últimos meses ha mejorado sus cuentas en 20 millones de euros.