El Imserso, otra víctima de la crisis en Cataluña

Los viajes del Imserso en Cataluña sufren la peor crisis en 39 años.

El Imserso, otra víctima de la crisis en Cataluña

Las reservas de viajes para mayores de 55 años esquivan los destinos catalanes

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

18/10/2017 - 04:55h

“Las agencias asociadas nos dicen que las reservas han bajado extraordinariamente”. Así describe César Gutiérrez, presidente de Fetave, la caída del turismo del Imserso en Cataluña dos semanas después de la realización del referéndum.

Fetave agrupa a agencias de viajes catalanas. Si hace 15 días esta entidad informaban que no notaban un impacto en las reservas hacia esta comunidad autónoma, ahora su presidente asegura que la caída se cifra en un 50%.

Según precisó Gutiérrez a Cerodosbé, las cancelaciones no se deben a una campaña de boicots sino al temor por la inestabilidad del destino. “Lo que la gente no quiere encontrarse son paros de transportes o una movilización. Los viajeros del Imserso prefieren dejar esa incertidumbre de lado e ir a otros destinos”.

Cambios de rumbo

El Imserso, los planes de turismo pensados para mayores de 55 años, son un salvavidas para muchos destinos en la temporada baja, sobre todo los de sol y playa. Baleares y Canarias, por razones climáticas, encabezan cada año las reservas; y en Cataluña, ciudades como Salou o Lloret de Mar cuadran sus números con la recepción de estos contingentes. Pero la crisis política motiva un desvío de los interesados hacia otros puntos como Andalucía o la Costa Valenciana, precisa Gutiérrez.

Fetave: Las cancelaciones no son por campañas de boicot, sino por el temor a enfrentarse a huelgas o movilizaciones

Los viajeros del Imserso eligen otros destinos porque saben –o son advertidos por las agencias- que la cancelación de un viaje por temor a conflictos no implica que podrán recuperar su dinero. Al contrario, el monto se devuelve por causas de fuerza mayor como una huelga, pero no porque el pasajero crea que pueda tener problemas para llegar.

El examen del Puente del Pilar

El reciente Puente del Pilar ha servido para confirmar este desvío de preferencias. La patronal hotelera Hosbec, de Benidorm, la Costa Blanca y la Comunidad Valenciana, informó que la semana pasada esta ciudad tuvo un 10% más de visitantes que el año pasado. Según esta organización, muchos turistas “han optado por Benidorm cuando en otras circunstancias se hubieran desplazado a Cataluña”.

También en la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón habían indicado que las reservas para ir a Cataluña se habían desplomado y los viajeros prefieren poner rumbo a Madrid, San Sebastián y otros balnearios de la Comunidad Valenciana.

Según Gutiérrez, en el Puente del Pilar las agencias catalanas presenciaron una caída del 20%, un índice cercano al difundido por Exceltur, que estimó que el turismo en Cataluña ha caído un 15%, y que de seguir el conflictivo panorama político podría llegar a derrumbarse un 30%, con una pérdida económica de 1.796 millones de euros.

Cautela ante los congresos

El interrogante ahora está puesto en los viajes corporativos y los congresos. Dado que estos eventos se planifican con mucha anticipación, todavía no se han registrado cancelaciones de importancia, indica el presidente de Fetave. “Pero no sabemos cómo será la situación en los próximos meses”, dijo.

“Si sigue esta inestabilidad las perspectivas no son buenas”, agregó, y puntualizó que el temor es que en las planificaciones de viajes de españoles y extranjeros, sobre todo para Semana Santa y el verano, descarten a Cataluña de sus planes.