RideLink: un nuevo servicio de alquiler de coches entre particulares

RideLink: un nuevo servicio de alquiler de coches entre particulares

La aplicación permite que el usuario busque automóviles disponibles cercanos gracias a la geolocalización

S.V.

Madrid

16/04/2016 - 22:47h

La aplicación móvil permite que el usuario busque automóviles disponibles cercanos gracias a la geolocalización

En un reciente evento, la directora general de Economía Colaborativa de la Unión Europea, Joanna Drake, también remarcaba el peso de las plataformas de economía colaborativa, entre las que se encuentran las dedicadas al turismo, que a día de hoy suponen el 5% del PIB europeo, y de las que se espera lleguen al 15% en 10 años.

En este contexto, las plataformas de alquiler de coches entre particulares, como RideLink, suponen una de las grandes revoluciones para el turista en sus opciones de movilidad.

Revolución en la movilidad de los turistas

"En el pasado, la gente no tenía más remedio que tener un coche si lo necesitaba. Ahora, muchas personas en Barcelona y Madrid que usan el transporte público a diario, y sólo necesitan un vehículo ocasionalmente, pueden usar plataformas como RideLink para compartir el coche de un vecino cuando lo requieran", explica Alexander Stevenson, ceo de RideLink.

Las iniciativas de 'carsharing' se presentan también como opciones estrella de transporte dentro del turismo colaborativo. Aunque para moverse por el interior de la ciudad las flotas de coches eléctricos son útiles, las plataformas de alquiler de coches entre particulares también son una apuesta cómoda para los turistas a la hora de planear escapadas de fin de semana fuera de la ciudad.

Con este sistema, pueden alquilar el coche que más se ajuste a sus planes directamente a un particular, no experimentan nunca cambios de última hora en el modelo, lo pueden usar los días que quieran, e incluso extender el alquiler si desean alargar su viaje.

Diferencia con Uber

"Los teléfonos móviles han cambiado la forma en la que los consumidores esperan interactuar con los servicios de transporte. Ahora se puede usar RideLink desde el teléfono para encontrar un coche cerca. Es más barato, tiene una mejor selección de coches que una gran compañía de alquiler tradicional, y nunca hay que hacer cola tras un mostrador", publicita Stevenson.

Además, destaca que "mientras Uber ha sido recibido con resistencia, ya que puede verse como una sustitución del trabajo de los taxistas, los servicios de 'carsharing' como RideLink son bienvenidos porque reducen el número total de coches en la carretera y generan un beneficio directo a los miembros de la comunidad". Por último, Stevenson añade que otra garantía a la hora de alquilar con RideLink es el seguro a todo riesgo proporcionado por Allianz, que cubre todos los coches durante los alquileres.

RideLink es una comunidad de alquiler de coches entre particulares en pleno crecimiento, que pone en contacto a propietarios de coches en desuso con arrendatarios que necesitan un coche, convirtiéndose en una alternativa inteligente y sostenible, para ambas partes, a tener un coche en propiedad.

Creada en 2015, en pocos meses estuvo presente a nivel internacional en Reino Unido, España y Alemania, con decenas de miles de usuarios. La compañía empezó con la versión beta de su servicio en España el pasado diciembre pasado, pero se lanzó oficialmente este mes de marzo.