Sabre se lanza a los 'wearables' para acercarse a Amadeus

Sabre se lanza a los 'wearables' para acercarse a Amadeus

La tecnológica apuesta por Tripcase, una aplicación todo en uno, para el viajero de negocios

Ignasi Jorro

Barcelona

25/02/2015 - 21:35h

Los 'wearables' son computadoras que se visten como complementos

Sabre confiará en los nuevos 'wearables', o dispositivos tecnológicos que el viajero lleva puestos, para hacerse un hueco en el difícil mercado español, donde la española Amadeus ejerce una posición de predominio. La proveedora tecnológica apenas tiene una plantilla de 20 personas en España, lejos de la estructura que la firma española desarrolladora de los programas para realizar las reservas de viajes.

Para tan complejo cometido, la empresa tecnológica global confiará en Tripcase, una solución móvil para el viajero de negocios. "La herramienta ofrece toda la información al pasajero 'business'. Gestiona el correo, le envía alertas, etc. Incluso informa al viajero de si, por ejemplo, su puerta de embarque ha cambiado. Y lo hace antes que las pantallas del aeropuerto", ha explicado a 02B Douglas Green, director de la firma para España y Portugal.

La plataforma está disponible para iPhone y teléfonos Android. Parte de los beneficios de Tripcase radican en la autonomía. "Permite al viajero de negocios gestionarse su propio viaje. Proporciona mapas e información al minuto, ahorrando esfuerzos al pasajero", describe el directivo.

Mercado

En lo que respecta al mercado español, Sabre espera conseguir un pequeño hueco a costa de arañar cuota a operadores como Amadeus. Desde hace tiempo persiguen penetrar en España con escaso éxito. "No queremos compararnos con nadie. Lo importante son, además del sistema y los beneficios, el trato individualizado al cliente y nuestra experiencia a nivel mundial", valora Green.

En efecto, la compañía de viaje tecnológica espera un buen año. Según las cuentas anuales de la compañía, Sabre debería alcanzar un beneficio neto antes de impuestos (ebitda) de entre 895 y 910 millones de dólares (entre 787 y 801 millones de euros) en 2015.

Ahora, según Green, es el turno de España. "En las Américas ya somos muy conocidos. Ahora, el crecimiento de Europa y la recuperación de España genera una oportunidad de negocio", ha concluido el ejecutivo.