Septiembre, el horizonte negro para discotecas y pubs

Septiembre, el horizonte negro para discotecas y pubs

La subida del IVA, la crisis y la competencia desleal ahogan a un sector que viene de un verano flojo

Una fiesta en una discoteca
El fin de temporada de verano se ve con peores ojos que nunca por parte del sector del ocio nocturno. La Federación de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de España (FASYDE) se prepara para afrontar una nueva reentré bajo los efectos de la crisis económica pero con el agravante de la subida del IVA. Y, para recrudecer más el panorama, los meses de estío no han brillado como otros años. La entidad indica una caída de facturación del 20% en julio respecto al año pasado.

El presidente, Juan Martínez-Tercero, afirma sin titubeos que los próximos meses serán duros. El sector vivirá cierres de empresas aunque el auténtico drama será la destrucción de empleo. "No se puede esperar que las compañías mantengan las plantillas actuales cuando se les está gravando con 13 puntos más de IVA", explica. El sector del ocio nocturno genera 100.000 puestos de trabajo que, en temporada alta, se llegan a duplicar.

En este sentido, cabe recordar que muchas compañías ya han reducido sus plantillas durante los últimos meses. En el caso de Barcelona, esta situación se ha visto en los ERE aplicados en salas tan emblemáticas como Bikini o Discotheque.

IVA discriminatorio

Martínez-Tercero no es un detractor total del aumento del IVA del 8 al 21%. Pese a que no gusta la idea, FASYDE estaría dispuesta a asumir el tipo impositivo en las entradas. "Nuestra principal reivindicación es que se nos aplica el mismo IVA en las consumiciones en el interior de los locales cuando en retaurantes y bares se mantendrá un tipo del 10%", aseguran. Sin embargo, es muy probable que la gran mayoría de las discotecas no suban precios de las bebidas ni de las entradas porque les restaría competitividad.

Otro dato es que el verano no ha funcionado bien para estos locales. "Hemos tenido un descenso en nuestro principal motor: las zonas turísticas. Muy pocas se han salvado", comenta. FASYDE no culpa únicamente a la crisis económica del descenso. Martínez-Tercero señala a algunos culpables: “Tenemos mucha competencia desleal porque las administraciones locales, las que se deben encargar de hacer cumplir la normativa, hacen la vista gorda con los permisos de otros negocios”.